Cuida tus pies con estos consejos

Si quieres cuidar tus pies estos baños de pies te pueden ayudar

feet-1149140_1280

Cuando pensamos en cuidados podemos hablar de cuidados de manos, de cutis, de pelo, de cuello, de piernas… pero casi siempre nos olvidamos de cuidar los pies.

Aunque casi siempre lo olvidamos los pies son nuestro sostén por eso necesitan de nuestros mimos y cuidados.

Nuestros pies se resienten al caminar por el roce del calzado y tras largas horas de permanecer de pie después de un largo día de trabajo.

Unos  pies bonitos son sinónimo de belleza, cuidado y salud por eso si quieres que tus pies estén bonitos y cuidados puedes utilizar los siguientes baños para cuidar los pies.

Baños para suavizar los pies

No hay nada mejor que un baño de pies para relajarse después de una larga caminata o de un cansado día de trabajo

Baño para suavizar los pies con aceite de lavanda, sal marina y bicarbonato de sodio

Este baño de pies además de suavizarlos te dejará completamente relajada y mejorará la tensión en los pies debido a la acción antiinflamatoria de la lavanda.

Para elaborar este baño de pies vas a necesitar:

  • 4 cucharadas de sal marina
  • 4 cucharadas de bicarbonato de sodio
  • 12 gotas de aceite esencial de lavanda
  • Litro y medio de agua

Calienta el agua y cuando esté tibia añade la sal, el bicarbonato y el aceite de lavanda e introduce los pies en esta mezcla durante unos 20 minutos.

Baño con jengibre y agua oxigenada

El jengibre  y el agua oxigenada tienen propiedades antiinflamatorias y eliminan las asperezas y la sequedad de la piel.

Para elaborar este baño de pies vas a necesitar:

  • 2 cucharadas de jengibre rallado
  • 6 cucharadas de agua oxigenada
  • Litro y medio de agua

Calienta el agua y cuando esté tibia échala en una bañera, añade el jengibre y el agua oxigenada y pon los pies a remojo durante unos 20 minutos para que tus pies estén suaves y descansados.

Consejos para cuidar los pies

  • Si quieres activar la circulación de tus pies puedes alternar baños de agua fría con baños de agua caliente
  • Masajea tus pies cada noche antes de irte a dormir con una crema hidratante o un aceite esencial
  • Después de ducharte seca bien los pies para evitar que te salgan hongos
  • Si tienes los pies resecos y con grietas date masajes con una mezcla de zumo de limón y vaselina
  • Si tus talones están cuarteados puedes mezclar dos plátanos en la licuadora y aplicar la crema resultante en los talones después de ducharte. Espera unos diez minutos y luego retira con agua templada.

En verano o en invierno no te olvides nunca de cuidar tus pies.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...