Cuida tus pies son para toda la vida

Tus pies debes cuidarlos todo el año, pero en especial en verano por las altas temperaturas. Si quieres unos buenos consejos no dejes de leer este artículo

Cuidado de pies

Aunque nos sirven para caminar y para mantenernos de pie, los pies son las parte de nuestro cuerpo que menos cuidamos. En el verano el calor, el agua, la arena, las sandalias, los zapatos… pueden provocar problemas en los pies como hongos, fascitis plantar, ampollas, uñas encarnadas… Para prevenir todos estos problemas puedes seguir estos consejos:

  • Hidratación

En el verano los pies tienen tendencia a resecarse y como consecuencias se forman durezas en los talones y en las plantas de los pies. Para mantener los pies hidratados, lo mejor es que te apliques una crema hidratante a diario o mejor una crema especial para pies a base de urea y el mejor momento es en la noche antes de acostarte. También debes pasar una piedra pómez una vez por semana después de la ducha.

  • Uñas cortas

Las uñas de los pies deben cortarse de forma recta y no redondeada, como solemos hacer, para evitar que se encarnen. Durante el verano, los pies tienen tendencia a hincharse y las uñas se encarnan con más facilidad. Lo mejor para darle forma recta es cortarlas con un cortauñas en vez de con unas tijeras.

  • Calzado apropiado

Abusar de las sandalias y las chanclas en verano puede provocar problemas en los pies como ampollas, hongos, durezas, fascitis plantar y esguinces, pues la piel de los pies se ve sometida al roce de las tiras de las sandalias y el músculo plantar se puede irritar porque tiene que permanecer siempre estirado al caminar con chanclas.

Los zapatos más adecuados para el verano son los que sujetan el tobillo, el talón y el tacón ideal debe medir entre 2 y 3cm, Debe estar fabricado con materiales transpirables y flexibles. Esto no quiere decir que debes dejar de usar sandalias sino que debes combinarlas con otro tipo de calzado. Tampoco debes usar todos los días bailarinas ni tacones más altos de cuatro centímetros para evitar que aparezcan los juanetes.

  • Cuidado con el suelo

Los suelos de piscinas y baños públicos pueden ser una fuente de contagio de hongos y papilomas plantares. Por eso para protegerse de ellos debes utilizar siempre chanclas o calcetines de látex. Tampoco es bueno que andes descalza por las habitaciones de los hoteles sobre todo si tienen moqueta. Tampoco es bueno compartir toallas ni del calzado

  • Seca bien los pies al bañarte

La humedad favorece el contagio de hongos tanto en la piel como en las uñas. Por eso después de bañarte debes secar muy bien la piel de los pies, sobre todo la zona entre los dedos. Permanecer mucho tiempo en el agua provoca maceración de la piel y hace que se vuelva vulnerable frente a los hongos y otras patologías.

  • Protección solar

Durante el verano, los pies deben protegerse con cremas solares al igual que el resto del cuerpo. Es especialmente sensible la zona del empeine.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 1,00 de 5)
1 5 1
Loading ... Loading ...