Cuidados de la piel en invierno

La piel no solo debe cuidarse en verano, pues en invierno también se reseca. Si quieres saber como cuidarla el siguiente artículo te puede ayudar

Productos naturales para cuidar la piel

Con la llegada del invierno nuestra piel se vuelve reseca, tirante, rojiza debido al frío intenso y a los cambios bruscos de temperatura. A pesar de que la piel tiene sus propios mecanismos de autodefensa, en el invierno se debilita y se vuelve frágil.

Durante el invierno los cambios bruscos de temperatura deterioran la capa de lípidos y se pierde agua que hace que la piel se deshidrate y comience a resecarse  y a descamarse.

Los cambios de temperatura en invierno son muy frecuentes pues pasamos de locales muy calientes con calefacción al frío de la calle y la piel se vuelve muy sensible y pueden aparecer rojeces y vasos dilatados.

Procura cuidar tus manos, la cara y el cuello pues tienen muy pocas glándulas sebáceas y van a comenzar a descamarse, debes utilizar cremas nutritivas todos los días y procura que también tengan factor de protección solar de 15 por lo menos.

Para evitar que la piel de los labios se agriete es necesario que los hidrates con una buena crema de cacao o con vaselina todos los días.

Cuando te vayas a duchar procura que el agua no esté demasiado caliente para que no sufra la capa de lípidos de tu piel, es mejor que te duches rápidamente en agua tibia.

La piel del cuerpo aunque está cubierta por la ropa también debe cuidarse de las inclemencias del frío con cremas hidratantes para evitar la descamación.

La piel no siempre es la misma pues va evolucionando con los años. En la etapa de la infancia es seca, con la llegada de la pubertad se vuelve más grasa y en la vejez se vuelve reseca y sensible.

La piel de los ancianos y de los niños es muy sensible a los cambios de temperatura del invierno por eso a estas edades se hace necesaria una hidratación diaria para prevenir hidrataciones y fisuras.

Dieta para cuidar la piel en invierno

El frío disminuye las actividad de las glándulas sebáceas por eso para mantener la piel bien hidratada en invierno es necesario cuidarla desde el interior consumiendo alimentos con más cantidad de grasa como:

  • Pescado azul que tiene ácidos grasos omega 3 que evitaran que tu piel se descame
  • Consume pìpas de girasol porque contienen mucho zinc que ayuda a suavizar la textura de la piel
  • Los aguacates contienen ácidos grasos esenciales y muchas vitaminas que  le ayudaran a tu piel a sobrellevar el frío invierno
  • Toma zumo de naranja por las mañanas porque contiene mucha vitamina  C
  • Procura evitar el café, el tabaco y el alcohol si tu nariz se enfría demasiado y se pone roja
Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...