Las cremas solares: las claves que debes conocer

Las cremas solares se deben utilizar todos los días para protegerse del sol. Si quieres saberlo todo sobre este producto, el siguiente artículo puede ayudarte.

Las cremas solares y la protección de la piel

Con la llegada de la primavera empiezan a aparecer en las tiendas de cosmética y en los supermercados las cremas solares que ayudan a protegerse del sol. Sin embargo, los expertos recomiendan utilizar crema solar a diario para que la piel esté siempre protegida del sol, por lo que si empleas este producto solo en primavera o en verano no será suficiente para cuidar tu piel.

La piel humana se puede clasificar en seis fototipos según su resistencia a la radiación solar. Para elegir la crema adecuada debes tener en cuenta tu fototipo de piel. Este viene determinado por la pigmentación de la piel, el color de los ojos, el pelo y la capacidad para ponerse morena. Si quieres saber cual es tu fototipo y descubrir como protegerte del sol, sigue leyendo este artículo.

Fototipos de piel

La clasificación de los fototipos de piel es la siguiente:

  • Fototipo I. El color de la piel es muy pálida como el de los pelirrojos. La piel tiene tendencia a quemarse antes que coger un color dorado.
  • Fototipo II. La piel es blanca y sensible. El pelo suele ser de color rubio o claro. Les cuesta coger un color moreno
  • Fototipo III. Pieles de color intermedio. El pelo suele ser de color castaño y pueden alcanzar un ligero bronceado.
  • Fototipo IV. La piel es oscura, el pelo negro y se broncean con rapidez.
  • Fototipo V. La piel es un poco más oscura que la del fototipo IV.
  • Fototipo VI. Piel negra, pelo negro.

Factor de protección solar

Las cremas solares protegen en función de su índice de protección solar, que es un número que indica el tiempo que el producto aumenta la protección de nuestra piel frente al sol. Los índices de protección por debajo de 15 se consideran bronceadores. Los expertos señalan que nadie debería usar un factor de protección por debajo de 30 para prevenir el melanoma (nombre que se le da al cáncer de piel). Lo ideal sería comenzar a tomar el sol con una crema de factor de protección 40 e ir bajando el índice según se vaya poniendo morena.

¿Cómo protegerse del sol?

Para protegerse del sol no basta con ponerse crema. Debes seguir las siguientes recomendaciones:

  • Escoge la crema adecuada: compra este producto según tu fototipo de piel y procura que tenga un factor de protección 30 como mínimo.
  • Aplica la crema sobre la piel seca: échala por todo el cuerpo e intenta cubrir los empeines, los labios y las orejas ya que estas zonas son muy sensibles.
  • Echa la crema 30 minutos antes de salir: así conseguirás que el producto de protección solar pueda ser absorbido de forma correcta por la piel.
  • Repite la aplicación de crema cada 2 horas: aunque el tiempo esté nublado debes volver a echarte la crema.
  • Vuelve a aplicarte crema después de nadar o sudar: con el agua y el sudor la protección de la crema solar disminuye.
  • Procura no exponerte al sol en las horas centrales del día: desde las 12 horas hasta las 16 horas no es recomendable tomar el sol.
  • No permanezcas todo el tiempo al sol: busca el resguardo de la sombra de un árbol o de una sombrilla.
  • No te olvides nunca de las gafas de sol: además procura usar unas que estén homologadas, pues no hay nada más peligroso que usar unas gafas que no poseen un filtro solar adecuado.

La radiación ultravioleta

La radiación solar es una variable meteorológica que sirve para conocer la cantidad de calor que se recibe del sol en la superficie terrestre.

Cuando se va a la playa un día de verano y la gente se tumba a tomar el sol, poco a poco va notando como sube su temperatura hasta tener que recurrir a una sombra o a darse un baño para aliviar la sensación de calor. Lo que ha ocurrido es que los rayos de sol han atravesado la atmósfera y han calentado su cuerpo sin calentar el aire. La energía que trasmite el Sol a la Tierra es lo que se conoce como radiación. La radiación viaja por el espacio en forma de ondas que transportan la energía. Dependiendo del tipo de energía que lleven se clasifican en: rayos gamma, rayos X y rayos ultravioleta.

Tipos de radiación ultravioleta

Existen tres tipos de radiación ultravioleta:

  • Rayos UVB. Estos rayos penetran en la capa superior de la piel provocando quemaduras y ampollas en la piel. Son los causantes del cáncer de piel.
  • Rayos UVA. Atraviesan las capas profundas de la piel activando la melanina para conseguir un bronceado, pero destruyen el colágeno provocando un envejecimiento prematuro de la piel.
  • Rayos UCV. No traspasan la capa de ozono.

Índice de radiación ultravioleta

Cuando quieras ir a la playa a tomar el sol, debes tener en cuenta el índice de radiación ultravioleta, que se clasifica en :

  • Radiación UVB baja. Valores de 1 a 3.
  • Radiación UVB media. Valores de 4 a 6.
  • Radiación UVB alta. Valores de 7 a 9.
  • Radiación UVB muy alta o extrema. Valores de 10.

Recuerda, debes ponerte crema solar todo el año siempre que realices actividades al aire libre y no solo cuando vayas a ir a la playa a tomar el sol. Procura extender bien la crema y acuérdate de echarla en las manos, los pies, las orejas, el pelo y los labios. Otra recomendación que no debes olvidar es que las cremas solares tienen fecha de caducidad y no serán tan efectivas si las usas caducadas.

Protege tu piel pues la radiación del sol es acumulativa y tus células recordarán cada minuto de sol que has tomado.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...