¿Qué son los linfomas? ¿Cómo se diagnostican?

Los linfomas es un tipo de cáncer que se desarrolla por un fallo en la células blancas de la sangre que ayudan a luchar contra las infecciones y que producen la muerte sino se detecta a tiempo

linfoma

En los tiempos que corren, aunque la medicina ha avanzado de forma considerable, parece que el cáncer sigue siendo una de las enfermedades que más vidas se llevan por delante, y precisamente en nuestro caso de hoy vamos a hablar de salud, porque me parece que en muchos casos estamos frente a un problema que se puede tratar, siempre que se detecte a tiempo. Pero tipos de cánceres hay muchos, y en este caso vamos a hablar de uno de los más graves, aunque no sean de los más extendidos en la población occidental. Así que pasemos a echar un vistazo a qué son los linfomas y cuáles son sus síntomas.

¿Qué son los linfomas?

En realidad los linfomas son un tipo de cáncer que hacen que ciertas células de nuestro cuerpo se reproduzcan con errores, lo que significa que tendremos células malignas en nuestro cuerpo. Aunque eso en realidad es el diagnóstico de la enfermedad para muchos tipos de cáncer, y en este caso concreto del linfoma, el problema se centra en la reproducción de las células blancas de la sangre que ayudan a luchar contra las infecciones, y el problema es que se debilita el sistema inmune al tiempo que la reproducción errónea se distribuye por otros órganos del cuerpo si no se trata a tiempo produciendo la temida metástasis.

En realidad la diágnosis del linfoma no se realiza de forma simple, porque como ocurre en otros casos, los síntomas no son nada fáciles de detectar, y cuando se detectan es ya demasiado tarde. En todo caso, por lo general la enfermedad la sufren más pacientes orientales de lo que se da en Occidente y suele localizarse como un bulto que no da dolor en zonas tan variadas como cuello, axila o ingles. Este es solo el síntoma que podemos tocar, ya que en las fases iniciales del linfoma, los pacientes pueden presentar fiebre, sudoración nocturna, pérdida de peso y cansancio. En estados más avanzados de la enfermedad, la reducción del peso es muy considerable y la sudoración mayor.

El problema de este tipo de cáncer añadido a otros tipos de cánceres igual de duros es que por el sistema que afecta, el linfoma puede acabar matando a una persona por debilitar su sistema inmunológico, haciendo que sea mucho más sensible a otro tipo de infecciones y enfermedades que nada tienen que ver con el cáncer en sí mismo. Y precisamente por ello es uno de los más complejos.

Imagen:  fotosinteresantes

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...