Parafina,¿para qué se usa?

Si no sabes para qué se utiliza la parafina no dejes de leer este artículo

La parafina es una aceite mineral que se extrae del petróleo y del carbón. Puede presentarse en forma líquida o solida y se utiliza para hacer velas decorativas, en la industria farmacéutica y en la industria cosmética.

La parafina se utiliza desde hace más de un siglo para la elaboración de cremas para la cara y el cuerpo y también para elaborar protectores labiales pues tiene la propiedad de aportar suavidad a la piel

La parafina no tiene olor, por eso se le añaden olores para que su utilización sea más agradable.

Propiedades de la parafina

La parafina puede usarse para fines estéticos pero también se usa en fisioterapia y en procesos de rehabilitación.

Usos estéticos de la parafina

La parafina se usa para fines estéticos concretamente en baños de parafina donde se sumergen los pies o las manos en un recipiente con parafina para hidratar las capas más profundas de la piel debido al calor húmedo que desprende.

La mano o el pie debe sumergirse en la parafina liquida durante al menos 3 minutos y luego debe envolverse en una bolsa de plástico que se envuelve con una toalla o manopla. La parafina poco a poco se va solidificando y va creando una capa que ayuda a retener la humedad de la piel. Pasados unos 15 minutos debe retirarse para notar el efecto hidratante sobre las manos o los pies.

En los centros de estética utilizan la parafina para eliminar los depósitos grasos acumulados en tratamientos reductores. La parafina con fines reductores da buen resultado en piernas, caderas y abdomen sobre todo si va acompañada con masajes para activar la circulación. El calor de la parafina y los masajes hacen que las grasas sean más fáciles de eliminar.

Parafina en fisioterapia y rehabilitación

La parafina también se usa con fines terapéuticos pues como la parafina transmite calor en el lugar donde se aplica es buena para aliviar la tensión muscular provocada por una contractura. También es buena para aliviar la artritis de muñecas y la artrosis. En estos tratamientos el calor actúa como analgésico.

La parafina está desaconsejada cuando existen problemas circulatorios como varices, arañas vasculares o flebitis.

La parafina también puede extenderse con una brocha o un pincel específico cuando la zona a tratar es imposible de sumergir.

Para utilizar la parafina es necesario un calentador de parafina especial que tienen unos controles de seguridad y unos reguladores de temperatura que permite usar sin peligro sustancias inflamables como la parafina.

Y tú ¿conocías estos usos de los parafina?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...