¿Por qué se me hinchan las piernas?

Si quieres evitar que se te hinchen las piernas, no dejes de leer el siguiente artículo

piernas

En tu cuerpo puedes sentir muchas molestias que pueden parecer complejas de resolver. En otros casos, se trata de problemas que si se entiende de donde vienen pueden tener un remedio más o menos sencillo. En nuestro caso queremos hablarte hoy de uno de esos muy frecuentes que ocurren más a menudo de lo que realmente se puede pensar. Así que, si tienes las piernas o los pies hinchados, sigue leyendo porque esto te interesa.

Tranquila, los pies y las piernas se le hinchan a mucha gente hoy en día, sobre todo a las personas de edad. La hinchazón de pies  y piernas se debe a una acumulación de sangre en esa zona por algún problema médico, por permanecer mucho tiempo de pie o sentado, tras una larga caminata o por retención de líquidos. Es decir, son muchas las causas que pueden estar detrás de la hinchazón y una buena opción para empezar a resolver el problema es entender de dónde viene en tu caso.

La hinchazón de pies y piernas se debe a una acumulación de líquidos que quedan estancados en los tobillos y en los pies y suele ir acompañado de pesadez y cansancio. Esto puede ser debido a las causas que analizamos en el párrafo anterior, pero existen otras causas variadas que pueden estar detrás del problema. Echa un vistazo a lo que te mostramos a continuación para descubrir cuál es tu caso:

  • Exceso de peso, embarazo o edades avanzadas
  • Estilo de vida muy sedentario
  • Permanecer mucho tiempo de pie o mucho tiempo sentado
  • Tomar anticonceptivos orales
  • Tomar antidepresivos o  medicamentos para la presión arterial
  • Enfermedades cardíacas, renales y hepáticas
  • Infecciones de pies y piernas
  • Temperaturas elevadas
  • Viajes largos en avión o en coche

Consejos para ayudar a evitar la hinchazón

Si ya has identificado la causa, es muy probable que estés buscando ahora la solución a la hinchazón de las piernas y de los pies. En ese sentido, deberías echar un vistazo a las propuestas que te mostramos a continuación:

  • Cuando estés sentada coloca las piernas encima de cojines para elevar las piernas a la altura del corazón.
  • Mueve las piernas, camina mucho y cuando estés sentada trata de mover las piernas de vez en cuando para que ayudes a bombear los líquidos de las piernas al corazón.
  • Procura reducir la ingesta de sal
  • Usa medias especiales de descanso que se venden en las farmacias.
  • Evita alimentos muy salados como aceitunas, embutidos y alimentos procesados.
  • Come frutas y verduras frescas que poseen un alto contenido en agua y ayudarán a tus riñones a eliminar líquidos. Además aportan un alto contenido de potasio que va ayudar a eliminar el exceso de sodio.
  • Bebe mucha agua, infusiones o zumos durante el día ya que el organismo retiene líquidos cuando no se bebe lo suficiente.

Ayudas naturales

Existen muchas plantas naturales con efectos diuréticos que te ayudarán a aliviar la hinchazón en las piernas si es debida a retención de líquidos o problemas circulatorios. Como siempre nos gusta apostar por estas ideas, hoy vamos a compartir contigo algunas de las propuestas más interesantes para lograr el objetivo:

  • La cola de caballo, los estigmas del maíz, el abedul o el grosellero negro te ayudarán a aliviar la hinchazón si el problema es debido a la retención de líquidos. Puedes encontrarlas en herbolarios en forma de pastillas o extractos, pero la mejor manera de tomarlos es a través de una infusión, pues así también tomas agua.
  • Si la hinchazón es debida a problemas circulatorios las plantas son: Espino blanco, hammamelis y castaño de indias.

Si tienes las piernas hinchadas es necesario que cambies tu dieta para tratar de depurar el organismo y eliminar toxinas que te impiden equilibrar tu organismo. Al llevar una vida sedentaria , las venas se vuelven frágiles y la sangre no circula correctamente provocando cansancio, pesadez y retención de líquidos. Practica natación, anda en bicicleta, camina o sube y baja escaleras para que tus piernas sigan siendo fuertes. Si vives cerca del mar camina por la playa con los pies descalzos y date masajes con alcohol de romero o con aceite de oliva. Si no vives cerca del mar pon tus pies en agua con sal cada vez que llegues del trabajo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...