Propiedades y usos del aceite esencial de lavanda

El aceite esencial de lavanda es un elemento natural que puede resultarte muy útil para combatir toda una serie de molestias y malestares. Hoy analizamos a fondo las propiedades que tiene.

lavanda

El aceite esencial de lavanda es conocido por su gran cantidad de usos. Se trata de un producto relajante y posee un efecto calmante sobre la piel. Aunque es bastante habitual por su comercialización en farmacias, tiendas de cosmética y herboristerías, no todo el mundo sabe cómo se consigue hacer de una flor de tonos violetas este aceite con tantas propiedades. En realidad, se consigue destilando la lavanda, una planta de origen mediterráneo con hojas espigadas, flores de color morado y de un olor muy agradable. Las antiguas civilizaciones usaban esta planta por su magnífica fragancia en la elaboración de perfumes. y, por lo tanto, es una vieja conocida tanto en los usos cosméticos como en el tratamiento de dolencias que tienen que ver con la salud.

Aunque son muchos los aceites esenciales que pueden aportarte un montón de beneficios en tu día a día, hay cosas que hacen especial al aceite de lavanda. De hecho, el aceite esencial de lavanda es una de las pocas esencias que se pueden aplicar en la piel sin diluir, por eso no debe faltar nunca en un botiquín casero. Su suavidad con la piel es la principal característica por la que no debes preocuparte de nada. También tiene la capacidad de potenciar el efecto de todos los demás aceites, y es aconsejable añadirlo a cualquier tratamiento natural que estemos llevando a cabo. ¿Conocías todos estos detalles sobre él? ¡No te vayas, a continuación vienen muchos más!

Propiedades de la lavanda

  1. Es calmante: Si frotas dos o tres gotitas en tus muñecas e inhalas su aroma, calmará tu mente. Si lo frotas en los pies y en la sien, el efecto calmante será en todo el cuerpo. Suele utilizarse en aviones y trenes para relajar a los pasajeros.
  2. Alivia picaduras de insectos: Pon una gota en la picadura de cualquier insecto y notaras que alivia el picor y baja la hinchazón.
  3. Desinfecta cortes y pequeñas heridas: Pon unas gotas de aceite esencial para detener la hemorragia y desinfectar la herida.
  4. Elimina la caspa: Frota varias gotas de aceite en el pelo y verás como en pocos días la caspa desaparece.
  5. Ayuda a dormir: Frota unas gotitas de aceite esencial de lavanda en la almohada, te relajará y te ayudará a dormir más plácidamente. Sobre este tema quizás quieras conocer más sobre la lavanda y el uso que se le puede dar como un relajante natural que te ayudará a conciliar el sueño fácilmente.
  6. Alivia la dermatitis: El aceite esencial de lavanda tiene un efecto calmante en cualquier afección de la piel, por eso es considerado un remedio natural efectivo para la varicela para aliviar el picor y el escozor que causan las vesículas.
  7. Como spa casero: Añade diez gotitas de aceite al agua de baño y esto te ayudará a relajar el cuerpo y la mente
  8. Como desodorante: Puedes sustituir el desodorante por unas gotitas de aceite esencial, pues te proporcionará una agradable fragancia y una buena sensación de frescor. Pero si lo que buscas son recetas de desodorante casero en el artículo que te hemos enlazado encontrarás unas cuantas.
  9. Alivia catarros y bronquitis: Hacer baños de vapor e inhalaciones con aceite esencial de lavanda te ayudará a expectorar y relajará el sistema respiratorio.
  10. Relajante natural para los niños: Es muy beneficioso y relajante poner un par de gotitas en la almohada del bebé para tranquilizarlo y ayudarlo a conciliar el sueño. Además, al ser completamente natural, no tiene ningún efecto negativo sobre su salud.
  11. Ayuda a atenuar las arrugas: Es un gran revitalizador, por eso ayuda a acelerar el proceso de multiplicación celular y a mantener el tejido firme.
  12. Alivia las nauseas y el mareo: Para aliviar estos síntomas coloca una gotita detrás de las orejas o alrededor del ombligo
  13. Hidrata los labios agrietados por el sol: Frota una gotita de aceite en los labios agrietados para ayudar a su recuperación por el efecto del aceite.
  14. Detiene las hemorragías nasales: Pon una gotita de aceite en un pañuelo de papel y envuelve en él un trocito de hielo. Colócalo en la base de la nariz hasta que el sangrado se detenga.

Como te puedes dar cuenta,el aceite esencial de lavanda es un gran aliado para mejorar tu estado de ánimo, y también para aliviar pequeñas heridas y malestares. Se trata de un producto que además puedes conseguir fácilmente y cuyo precio es realmente accesible si se le compara con todos los beneficios que puede ofrecerte. Además, no hay que preocuparse de los efectos secundarios porque al ser una planta natural, no los tiene. Es por eso que la última recomendación de hoy es que procures tenerlo siempre a mano.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...