¿Sabes en qué consiste un drenaje linfático?

Si no sabes para qué sirven los drenajes linfáticos este artículo te puede interesar

El drenaje linfático que se realiza a mano es un masaje que se utiliza para eliminar el exceso de líquidos y toxinas.

El drenaje linfático es un masaje que pretende actuar sobre el sistema linfático que es el encargado de eliminar el exceso de líquido en el cuerpo.

Los masajes linfáticos se utilizan en casos de celulitis, en casos de edemas o en caso de retenciones porque al existir acumulación de líquido la linfa no puede depurar.

Los masajes linfáticos lo que hacen es abrir las vías y ganglios linfáticos para que se encarguen de recoger el exceso de líquido.

Los masajes linfáticos no tienen efectos adelgazantes, pues no se encargan de eliminar la grasa, lo que si hacen es eliminar el exceso de líquido que causa hinchazón en el cuerpo.

¿Cómo se realizan?

Los masajes o drenajes linfáticos deben realizarse siempre en dirección a los ganglios linfáticos realizando una pequeña presión.

Pueden realizarse en casa, pero siempre es preferible que los realice una persona especializada como un fisioterapeuta.

Los masajes linfáticos pueden realizarse mediante varios tipos de maniobras:

  • Círculos

Se realizan movimientos circulares presionando muy suavemente la piel sobre la zona a tratar

  • Presión con la parte lateral de la mano

Debe colocarse la parte lateral de la mano (donde está el dedo meñique) en la zona a tratar y girar la muñeca hasta que todos los dedos toquen la piel.

  • Deslizamiento

Es la maniobra que se usa más a menudo. Se coloca la mano cerrada sobre la zona a tratar y se presiona con un movimiento de arrastre desde la región más próxima a los ganglios para luego irse alejando de ellos.

  • Presión con el pulgar

En esta maniobra se coloca solamente el pulgar en la zona a tratar y deben realizarse movimiento circulares presionando ligeramente la piel

Después de someterse a un drenaje linfático la persona debe permanecer en reposo o acostado durante unos 5 o 10 minutos.

Los drenajes linfáticos pueden realizarse de 1 a 5 veces por semana según las indicaciones del terapeuta que va a realizar el masaje

El drenaje linfático es un masaje que está indicado para remover los líquidos que causan hinchazón, y estos líquidos son empujados hacía la sangre, filtrados por los riñones y eliminados a través de la orina.

Los beneficios de los masajes linfáticos son evidentes pero lo son todavía más si se acompañan de una alimentación adecuada y de la práctica de ejercicio físico diario aunque solo sea un buen paseo.

Y a ti ¿te han realizado alguna vez un drenaje linfático?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...