¿Sabías que el yoga beneficia las relaciones entre padres e hijos?

Realizar ejercicios de yoga en familia puede resultar una gran ventaja de cara a aumentar las relaciones entre padres e hijos. La doctrina del yoga lleva siglos practicándose, y solo se le conocen efectos muy positivos. Si a los niños hiperactivos les ayudamos con el yoga, pueden aprender ejercicios de respiración, a concentrarse y a relajarse.

Practicar yoga es una terapia que en los adultos ayuda a conectar cuerpo y mente, a relajarse y a conocerse a sí mismos. En el caso de los niños, los ejercicios de yoga se sabe que son un buen estimulante para que aprendan a relajarse, a respirar y a concentrarse. Si realizamos ejercicios de yoga con niños hiperactivos y lo hacemos como si fuera un juego, alternando ejercicios, historias o cuentos, conseguiremos que los pequeños tomen conciencia del medio que les rodea, se conozcan a sí mismos y respeten a los que les rodean.

Si a todo esto añadimos realizar el yoga en familia, es decir, practicar sesiones de yoga de padres e hijos, conseguiremos aumentar positivamente el nivel de comunicación e interacción entre ellos. Recientemente he conocido una empresa que realiza este tipo de ejercicios de forma personalizada y en grupos muy reducidos en Barcelona, es la empresa llamada Sisècel. Al parecer no son nuevos en practicar la terapia de yoga, pero esta modalidad de yoga familiar es una novedad que puede beneficiar a muchas familias que tienen algunos problemas de comunicación entre los padres e hijos.

En Sisècel realizan sesiones de yoga en família.

Incluso, me atrevería a decir, que los padres que tienen niños con hiperactividad, el realizar este tipo de ejercicios con sus hijos les puede ayudar a descansar y relajar la mente del estrés producido por las constantes muestras de energía de los pequeños, que a veces pueden resultar agotadoras. También les puede ayudar a comprender mejor cómo se siente el niño y conectar con él a un nivel más profundo pudiendo de esta forma ayudarle mucho más. Si el niño se siente comprendido y nota que sus padres le entienden y practican con él este ejercicio tan beneficioso puede ayudar a que lo haga con más esmero y que los resultados sean más positivos.

Según la responsable de este centro, las posturas que realizan estas familias, ya sean con problemas de hiperactividad o no, enseñan tanto a padres como a hijos a posicionar correctamente las articulaciones y los músculos, así como a respirar correctamente. De esta forma consiguen ir relajando músculo a músculo todo el cuerpo, consiguiendo ese punto de concentración necesario para que el yoga sea efectivo. Al ser unos ejercicios que se realizan conjuntamente, la comprensión entre ellos, el esfuerzo y la  interacción cobran una fuerza muy positiva para que los padres y los niños conecten entre ellos.  El yoga es muy efectivo también en mujeres embarazadas (yoga prenatal) o cuando la mamá ya ha tenido al bebé, durante la crianza.

Foto | Sisècel

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 1,00 de 5)
1 5 1
Loading ... Loading ...