Trucos para aguantar los tacones

Es normal que los pies terminen doliendo al final del día, sobre todo al utilizar tacones. Para aliviar el dolor sigue estos consejos

tacones

Llevar tacones todos los días pude provocar molestias como dolor plantar, durezas, juanetes e incluso dolores de espalda. Una buena solución es llevarte unos zapatos de repuesto al trabajo o permanecer sentada durante un buen tiempo. En realidad, los tacones no están en absoluto recomendados, sobre todo si los utilizas a diario. Pero son muchas las mujeres que se resisten a renunciar a ellos y a las que les preocupan las molestias que los ocasionan. Si eres de éstas, hoy te vamos a dar algunos consejos que te pueden ayudar a sobrevivir con tacones.

Es verdad, los tacones ayudan a la formación de juanetes pues el dedo gordo ejerce presión sobre el resto de los dedos y estos se “defienden” empujándolo hacía afuera. El peso ejercido en los pies provoca inflamaciones y callosidades y también pueden formarse “ojos de gallo” o dedos en garra. Son muchos los problemas con los que te puedes encontrar llevando tacones todos los días, y varias las opciones que hay que aplicar para combatir cada uno de ellos. Sin embargo, no te preocupes, porque a continuación vienen algunas ideas que te resultarán realmente prácticas.

Ejercicios para las molestias de los tacones

Para evitar el dolor en los pies al llevar tacones puedes realizar los siguientes ejercicios que te mostramos a continuación y que ayudarán a que tus pies se relajen y sufran menos pese a seguir yendo en las alturas.

  • Apoya la parte delantera de los pies es un escalón y ejerce presión desde el talón hacía abajo.
  • Ponte de puntillas e intenta estirarte hacía arriba hasta que los músculos de la pantorrilla se pongan tensos.
  • El uso continuado de tacones hace que el tendón de Aquiles se acorte, para evitarlo flexiona la pierna delantera y estira la trasera empujando el talón hacía atrás.
  • Coloca un paño en el suelo y trata de cogerlo sólo con los dedos de los pies. Procura hacerlo con los dos pies pues este ejercicio fortalece los músculos de los pies.
  • Otro ejercicio para fortalecer los músculos de los pies consiste en extender los dedos y tirar de la parte delantera del pie hacía el talón sin doblar los dedos. Haz el ejercicio primero sobre una pierna y luego cambia de pie.

Cosas a considerar al llevar tacones

Antes de subirte de lleno a unos zapatos de tacón ten en cuenta lo siguiente:

  • Si los zapatos son nuevos y altísimos no aguantarás con ellos mucho tiempo. Procura comprar zapatos con una altura de 5 o 6 cm como mucho.
  • Si no tienes más remedio que usar unos tacones altísimos, procura caminar con ellos por casa unos días antes, así el pie se irá acostumbrando poco a poco a esta nueva forma de caminar.
  • DSi permaneces de pie parada durante mucho tiempo, los pies te dolerán más. Camina un poco de vez en cuando o siéntate un rato siempre que puedas.
  • Procura siempre que compres zapatos, que se adapten bien a tu pie, sino te resultaran todavía más incómodos pues tendrás que caminar sujetándolos para no perderlos haciendo fuerza con el empeine.
  • El zapato de corte salón es el más favorecedor. Te será más cómodo si sujeta la parte del tobillo con una favorecedora trabilla.
  • Una buena opción para evitar el dolor de pies es optar por los zapatos de cuña, en estos zapatos la parte del pie apoyada es mayor y las molestias serán menos.
  • Ten en cuenta que un zapato de plataforma de 5 cm puede elevarse un par de centímetros más en la suela.
  • Procura al llegar a casa ofrecerle a tus pies un buen masaje después de haberlos remojado en un poco de agua tibia con sal.
  • Otra buena opción para aliviar el dolor de pies después de haber permanecido durante mucho rato encima de unos tacones, es aplicar un paño de algodón con hielo sobre los pies. Esto ayudará a rebajar la inflamación.
  • Utiliza unas almohadillas que se colocan en la suela del zapato y ayudan a aliviar la presión ejercida por el peso del cuerpo sobre el pie. Procura tener siempre unas a mano en el bolso para usarlas cuando empieces a sentir dolor.

Cuando vayas a comprar zapatos nuevos, procura que sean de tu talla, que se adapten perfectamente a tu pie y que sean lo suficientemente flexibles para permitir que los dedos se muevan dentro del calzado. Usa el calzado adecuado para cada ocasión y si vas a hacer ejercicio físico es mejor que utilices zapatos deportivos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...