A vueltas con los embriones

embrionÚltimamente se han publicado tres estudios muy interesantes sobre la posibilidad de formar embriones a partir de otras células distintas a los tradicionales óvulo femenino y espermatozoide masculino. Cada vez vemos más interés por parte de la comunidad científica por desarrollar nuevas formas de reproducción en las que no intervengan los dos padres. Probablemente se trata de dar a la sociedad lo que ésta pide de forma más o menos explícita.

Lo normal hace treinta o cuarenta años era que un hombre y una mujer se casasen y tuviesen hijos, pero la tendencia en estos últimos tiempos es la de parejas homosexuales o solteros/as que, en muchos casos, desearían tener hijos totalmente propios, es decir, que el niño sea un 50% de cada miembro de la pareja o 100% del padre/madre que vive solo. A la dificultad técnica de la ciencia en estos momentos se une la dudosa ética de manipular a los embriones de forma “industrial” y, sobre todo, las escasas probabilidades de supervivencia que tienen los hijos nacidos de esta forma, si es que llegan a ver la luz. Vamos a concretar las informaciones de estas investigaciones para que cada cual se pueda formar su propia opinión, porque es muy importante estar informado para poder emitir juicios.

La primera de ellas ha estado a cargo del profesor Karim Nayernia, de la Universidad de Newcastle, que ha conseguido crear espermatogonia (células precursoras de los espermatozoides) a partir de células de la médula ósea de mujeres. Previamente el equipo había conseguido lo mismo de células de la médula ósea de varones, aunque esto era, relativamente, más sencillo. En este caso las parejas de lesbianas que así lo desearan podrían concebir hijos con ADN 100% proveniente de las dos mujeres, y no 50% de alguna de ellas y 50% de algún donante de esperma como hasta ahora se viene haciendo. Los espermatozoides podrían crearse a partir de una de ellas y fertilizarían el óvulo de su pareja. Parece sencillo, ¿verdad? Pues es algo muy, muy complicado.

Los hombres tienen un cromosoma X y otro Y en cada célula de su cuerpo (además de los otros 22 pares de cromosomas), y las mujeres tenemos dos del tipo X. El cromosoma Y contiene varios genes que son cruciales para producir espermatozoides, lo que provoca un gran escepticismo es la comunidad científica sobre la posibilidad de que las células femeninas (XX) puedan producir células sexuales masculinas. La cuestión encarada por esta investigación es si estos embriones resultantes serán viables y sanos. Los científicos deben inducir en los espermatogonios una meiosis (división en la que los cromosomas se separa en sus dos mitades y cada una de éstas queda separada en una célula distinta, para que cuando se unan la célula femenina y la masculina, la célula resultante tenga un juego completo de cromosomas) que divida en una proporción del 50% el material genético en las células hijas. Por otra parte, los espermatozoides creados en laboratorio podrían tener mucho o muy poco ADN, y como resultado el embrión no sería viable.

Nayernia ha solventado este problema con los espermatozoides creados a partir de células masculinas. En 2006, estos espermatozoides obtenidos por el equipo fueron utilizados para fecundar hembras de ratón. De las 7 crías resultantes, una murió y las otras seis tuvieron problemas de salud. Muchos dudan de la capacidad de la ciencia para llegar a buenos resultados a corto y medio plazo. La presencia de dos cromosomas X es incompatible con esto según algunos expertos. De hecho, otras investigaciones afirman que es imprescindible la presencia del cromosoma Y para que se realice la meiosis.

La segunda de las investigaciones que os vamos a presentar consiste en lo contrario de lo que acabamos de ver. Si para la Universidad de Newcastle se podían crear embriones a partir de dos mujeres, para el equipo brasileño liderado por la Dra. Irina Kerkis, del Butantan Institute de Sao Paulo, lo interesante es haber conseguido espermatozoides y óvulos de cultivos de células embrionarias de ratón macho, como detalla en el estudio publicado en el journal Cloning and Stem Cells. El estudio no ha probado todavía que los óvulos provenientes de machos puedan ser fertilizados para desarrollar descendencia viable, pero este puede ser el primer paso hacia la reproducción sin hembras.

En este caso se abre una puerta a los deseos de parejas de gays que quieran tener hijos cuyo AND sea 100% de ambos padres, a pesar de ser hombres los dos. Un padre puede donar células de la piel para formar el óvulo, y se fertilizaría con los espermatozoides de su pareja, aunque siempre deberán conseguir a una voluntaria que permita al embrión así formado desarrollarse durante nueve meses en su útero. Parece que a las mujeres no se nos va a “desechar” de la maternidad tan fácilmente.

Este caso es aún más complicado éticamente que el primero, lo dice la misma Dra. Kerkis. Incluso aunque el nacimiento se produjera, el niño tendría muchos problemas importantes de salud, como anormalidades genéticas. Mientras todos los niños nacidos de células femeninas (como en el primer estudio), serían mujeres, en el segundo caso obtendríamos el 50% de hombres, el 25% de mujeres y otro 25% que sería incompatible con la vida, es decir, no viable, porque tendría dos cromosomas Y. El cromosoma X lleva información esencial para el desarrollo del embrión que es de vital importancia para el desarrollo de éste, por tanto, si no tiene este cromosoma, el embrión no puede vivir.

El tercer estudio del que vamos a dar unas pinceladas, es la última vuelta de tuerca en cuanto a investigaciones para asemejarse al Dr. Frankenstein. Embriones con tres padres biológicos. Un equipo de la Universidad de Newcastle, la misma donde se ha llevado a cabo la primera de estas tres investigaciones, ha creado embriones que contienen ADN de dos mujeres y un hombre. La intención, al menos lo que han declarado públicamente, es poder obtener en un futuro hijos sanos de padres que podrían legarles alguna enfermedad genética en caso de concepción natural. A pesar de que lo presentan como “tres padres biológicos”, lo cierto es que el embrión primario debe estar formado por la información genética aportada por un espermatozoide y un óvulo.

Según uno de los co-autores del estudio, Patrick Chinnery, profesor de neurogenética, no están tratando de alterar los genes, sólo intentan intercambiar la parte genética defectuosa por otra porción sana, siendo ésta última la donada por el tercer sujeto (que sería una mujer). Los genes defectuosos o mutados o que pueden producir enfermedad en caso de expresarse se encuentran en las mitocondrias, orgánulos celulares que producen energía y que se encuentran fuera del núcleo en todas las células. Las mitocondrias se heredan siempre de la madre, por eso el ADN mitocondrial es muy útil en estudios sobre genética.

mitocondriaLas mutaciones en el ADN mitocondrial causan importantes enfermedades, como distrofia muscular, epilepsia o retraso mental, entre otras. El equipo investigador tomó el núcleo de un embrión que tenía defectos en las mitocondrias, y lo transplantó a un ovocito al que previamente se la había sacado el núcleo, donado por una mujer voluntaria con las mitocondrias en perfecto estado. En este caso, el niño tendrá los dos padres originales, porque lo que rige en una célula es el núcleo, y éste estaba formado íntegramente por el material genético de la pareja, el ADN mitocondrial sólo tiene funciones al expresar genes relacionados con la producción de energía en la célula, es decir, la mujer donante no sería un “madre” real.

Se realizaron estas modificaciones en 10 embriones, pero sólo tenían permiso para desarrollarlos durante cinco días, por lo que no se tienen datos de la viabilidad de los mismos. Sin embargo en Japón se han realizado este tipo de intervenciones en embriones de ratón, y los resultados arrojaron datos esperanzadores: la descendencia estaba sana. Hay que mejorar las técnicas y estudiar seriamente la viabilidad ética de todas estas operaciones antes de concluir que son una esperanza para muchas personas, sobre todo porque levantar falsas esperanzas es cruel e innecesario.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...