Almendras, grasas buenas a raudales

Las almendras están presentes en muchos dulces y con un amplio surtido para elegir. Pero aunque sea un dulce, este fruto seco tiene muchas virtudes que es necesario conocer, como que es rico en calcio y el segundo con más ácido oleico.

Al ser un excelente fuente de calcio, ya que es uno de los vegetales con mayor cantidad de este mineral, y de magnesio, consumir este fruto seco entero, en forma de licuado, fortalece los huesos y los dientes.


Las almendras son, por detrás de las avellanas, el fruto seco con mayor porcentaje de ácido oleico, la grasa monoinssaturada predominante en el aceite de oliva. Éste es el motivo por el que ayudan a bajar el colesterol, a activar la circulación sanguínea y a bajar la presión arterial. Las personas diabéticas que hace un hueco a los alimentos con abundante ácido oleico, almendras, aguacates, olivas, consiguen vivir más años y con mejor calidad de vida.

Un puñadito de almendras peladas aporta nada más y nada menos que una tercera parte de la cantidad de vitamina E que se requiere al día. Este antioxidante reduce el riesgo de sufrir cáncer.

A pesar de su textura seca, la almendra es el fruto seco con mayor porcentaje de fibra, el 10% de su peso. Si sufres estreñimiento o te cuesta satisfacer tu apetito cuando te sientas a la mesa, toma 3-4 unidades antes de comer.

Una forma fácil y saludable de ingerir este fruto seco con regularidad es espesando las salsas con una picada de almendras o añadiendo el aliño de la ensalada unas cuantas almendras picadas.

Como dato destacar que aunque lo mejor es adquirirlas con su cáscara, si las compras peladas, procura guardarlas en la nevera en un envase de cristal. Así se evita que se enrancien y como consecuencia pierdan todo su sabor.

Imagen | Vitadelia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...