Autoexploración mamaria ¿Sabes cómo hacerla?

Si quieres explorarte las mamas en tu casa el siguiente artículo te dará unos buenos consejos para hacerlo.

Autoexploracion mamaria

El cáncer de mamá es el tumor maligno más frecuente en las mujeres de todo el mundo. El riesgo de padecerlo aumenta con la edad y su signo más evidente es un bulto o nódulo de consistencia dura. Cuanto más temprano se detecte la presencia de este bulto mejor será su pronóstico y la operación será menos agresiva.

Pruebas para detectar el cáncer de mama

Para detectar el cáncer de mama existen tres pruebas, dos son realizadas por personal médico y la otra debes realizarla tú en tu casa.

  1. Mamografia
  2. Exploración mamaria y ecografia de la mama
  3. Autoexploración mamaria

La exploración mamaria consiste en la revisión periódica de la mama por parte de la mujer para poder encontrar cualquier pequeño cambio o alteración en las mamas. La exploración mamaria debe realizarse una vez al mes y el mejor momento es entre el quinto y el séptimo del comienzo de la regla, es decir cuando ya se ha terminado de menstruar. Puedes hacerte este examen en cualquier momento del mes, pero si lo haces antes de la menstruación puedes palpar unos nódulos que son propios de los estrógenos. Si ya no tienes la regla puedes marcar un día fijo al mes para que no te olvides de realizarla.

Todas las mujeres deben conocer la forma y textura de sus senos para que pueda detectar cualquier cambio que se produzca en ellos lo antes posible. Un autoexamen mamario solo te llevará unos cuantos minutos. Para realizarlo debes seguir los siguientes pasos:

Primer paso

Debes colocarte frente al espejo con el torso desnudo. Pega los brazos a lo largo del cuerpo y observa el tamaño de tus mamas. No te preocupes si notas que una es más grande que otra porque suele ser normal. Fíjate también en la piel si está rugosa o tiene depresiones y si hay algún cambio en la areola o en el pezón.

Segundo paso

Sigue desnuda de torso para arriba frente al espejo y entrelaza las manos detrás de la cabeza. Observa todo el contorno inferior de tus mamas. Ahora coloca los brazos sobre las caderas ejerciendo presión sobre el cuerpo y vuelve a revisar las mamas para ver si notas algo raro

Tercer paso

Ahora llega el momento de la palpación. Debes seguir de pie frente al espejo y  la mano del mismo lado del seno que vas a explorar sitúala en la nuca y con los dedos de la otra mano comienza un movimiento en círculo desde afuera al pezón. Haz lo mismo con la otra mama. También debes palpar los huecos de las axilas para ver si tienes algún ganglio inflamado.

Cuarto paso

Comprime ambos pezones para ver si sale alguna secreción. Si se produjera debes consultar al médico rápidamente

Quinto paso

Túmbate en la cama boca arriba, pon la mano izquierda detrás de la cabeza y usa la mano derecha para palpar el pecho izquierdo con los dedos junto sin pero sin estar rígidos. Tienes que buscar bultos o zonas dolorosas. Para ello es mejor que dividas mentalmente el pecho en cuatro y vayas palpando por cuadrantes. Termina palpando la areola y el pezón.

Sexto paso

Procede igual con la mama derecha. En este caso pon la mano derecha detrás de la cabeza y haz la palpación con la mano izquierda. No te olvides de revisar la areola y el pezón

Séptimo paso

Pon el brazo extendido a lo largo del cuerpo para palpar el hueco de la axila deslizando la mano sobre las costillas de arriba a abajo para comprobar si existen ganglios inflamados. realiza esta exploración con las dos mamas

Recuerda que…

  • La autoexploración le puede provocar ansiedad a algunas mujeres pero debes recordar que cuanto más vigiles tus mamas, más fácil será detectar a tiempo cualquier cambio
  • No te justifiques diciendo que tu no sabes explorarte las mamas, recuerda que tú eres tu mejor médico
  • Si al realizas la exploración encuentras cualquier cambio en tus mamas, por muy insignificante que te parezca, es mejor que lo consultes con tu médico
  • El diagnóstico precoz es fundamental en la mayoría de las enfermedades y el cáncer no iba a ser la excepción
  • Las autoexploraciones deben comenzar a hacerse a partir de los 30 años una vez al mes
  • Una mayoría de mujeres que padece cáncer de mama, lo descubrieron ellas mismas mediante la autoexploración
  • Si en la exploración encuentras un pequeño bulto, ponte tranquila pues la mayoría de estos bultos son benignos, pero acude a tu médico rápidamente
  • Los tumores que se encuentran en la fase inicial tienen mejores pronósticos y mayor índice de supervivencia
  • Conocer tus senos o mamas es de vital importancia para tu salud
  • Si existen antecedentes de cáncer de mama, debes comentárselo a tu médico
  • El cáncer es curable si se detecta en una etapa temprana
  • La exploración de las mamas no debe interrumpirse en el embarazo o durante la lactancia
Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...