Automasoquismo, un tipo de parafilia

En este artículo, hablaremos del automasoquismo, práctica sexual extrema, encuadrada dentro de las parafilias y emparentada con la asfixia autoerótica y el masoquismo.
Analizaremos el perfil del automasoquista y conocerás las acciones que llevan a cabo para darse placer sexual.
Todo sobre el automasoquismo en este interesante post.

Práctica emparentada con el sadomasoquismo

Práctica emparentada con el sadomasoquismo

Dentro de las tantas parafilias y prácticas sexuales que existen, de las cuales muchas ya hemos profundizado en Educasexo.com, tenemos que mencionar también al automasoquismo, similar al masoquismo, pero en éste caso, practicado por uno mismo sobre sí.

El masoquista, obtiene placer a través del dolor físico, de la humillación o la degradación, que otra persona le puede causar. De esta manera, disfruta de ser esposado, golpeado o flagelado obteniendo de esta manera, estimulación y gran placer sexual.

El automasoquista, en cambio, de manera conciente, se auto-impone dolor o se hace daño, para excitarse y estimular su orgasmo.

El dolor ligado al erotismo, no es algo de nuestros tiempos, ya que viene desde hace siglos atrás, no nos olvidemos del Marqués de Sade y de sus escritos y ya en el Kamasutra, se ha encontrado descripciones de este tipo de prácticas.

Se da mayoritariamente en varones, y se encuentra emparentada con la asfixia autoerótica o hipoxifilia, de la cual ha sido víctima David Karradine, no hace mucho, la cual consiste en impedir la respiración mediante diversas técnicas, para obtener gratificación sexual.

Existen diferentes maneras de practicar automasoquismo, muchas de ellas, podrás haber visto en películas.

La más común, es la de acostarse sobre una cama de clavos, otra es la autoflagelación, otra puede ser el cortarse o quemarse y en casos más extremos, el automasoquista puede colgarse suspendido del techo mediante garfios o ganchos perforando su piel o practicar distintas formas de automutilación.

Muchas de las personas que llevan adelante estas prácticas, poseen baja autoestima o padecen de sentimientos de culpa, de depresión, tiene dificultad para exteriorizar sus emociones o han sufrido de abuso o maltrato por parte de sus padres durante su infancia.

De acuerdo al grado y la frecuencia con la cual se presente esta práctica, el automasoquista, puede también considerarse una persona psicótica o esquizofrénica.

Por lo tanto, es una práctica sexual inusual, que está en la delgada línea de la parafilia y la de la salud mental.

Esto es quizá lo que la diferencia de otro tipo de prácticas sexuales que hemos visto anteriormente, ya que aquí hay riesgo serio de muerte o por lo menos de daño severo, sobre todo en el caso de las automutilaciones.

Las etapas por las cuales pasa el individuo que lleva adelante esta práctica son: excitación sexual, despersonalización, y en algunos casos estados alterados de la conciencia.

El tratamiento para conseguir superar el automasoquismo, puede ser mediante terapia psicológica y grupos de ayuda y en muchos casos, a través de la medicación.

Otra de las prácticas sexuales extremas y riesgosas. ¿Qué opinas de ella?

Foto: sadomasoquismo de lust4lthr en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...