Baños de bosque o Shinrin-yoku

Si quieres conocer los baños de bosque no te pierdas este artículo

Los japoneses practican el Shinrin-yoku también conocido como «baño de bosque» para combatir el estrés. Los baños de bosque tienen sus orígenes en las religiones budistas y sintoístas y lo que hacen es conectar con la naturaleza para desconectar del estrés del trabajo y la vida diaria.

Un baño de bosque es una experiencia sensorial que nos permite conectar con el bosque y observar todo lo que nos rodea, disfrutando del silencio, de los sonidos del bosque, de sus olores, de sus contrastes, de sus texturas, de sus colores…

Baños de bosque

Los baños de bosque tienen su origen en Japón en la década de los ochenta.

En 1982 el Ministerio Japonés de Agricultura, Silvicultura y Pesca impulsó la terapia forestal o baños de bosque por dos motivos:

  • Dar valor a los bosques y fomentar su disfrute
  • Combatir el estrés y favorecer la relajación de la población

El Shinrin-Yoku forma parte de la medicina preventiva de Japón y existen actualmente 48 centros forestales para esta práctica.

El contacto con la naturaleza impacta en nuestro cerebro y hace que nos ayude a reducir el estrés y la ansiedad y aumenta la empatía.

Beneficios de los baños de bosque

Los principales beneficios de los baños de bosque son:

  • Mejoran el estado de ánimo
  • Reducen la ansiedad y la irritabilidad
  • Mejoran el sistema inmunitario
  • Favorecen el descanso
  • Aumentan la sensación de bienestar
  • Fomentan la creatividad

En España, tan solo el 20% de la población vive en medios rurales, mientras el otro 80% vive en las ciudades

Consejos para disfrutar de un baño de bosque

Estos consejos te ayudaran a disfrutar de tus baños de bosque:

  • No tengas prisa, los baños de bosque no son un maratón
  • Disfruta de todo lo que te ofrece el bosque y conecta con la Naturaleza
  • Silencio, para escuchar todos los sonidos del bosque
  • Déjate guiar por un experto como cuando haces otra disciplina como Yoga o Pilates
  • Cierra los ojos y presta atención a los estímulos internos y externos
  • Escucha los sonidos, primero los cercanos y luego los lejanos
  • Disfruta de los árboles, de las flores, de las hojas, de los olores, de la hierba, de la tierra…
  • Fíjate en los pequeños detalles pues el bosque está lleno de vida
  • Camina despacio sintiendo el peso de tu cuerpo sobre el suelo
  • Tócalo todo, el tronco de los árboles, el musgo, la hierba…
  • Prueba algún fruto del bosque, pero solo los que conozcas

La mayoría de los participantes en los baños de bosque afirman sentirse mucho mejor. Y tu ¿a qué esperas para hacer baños de bosque?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...