Calma la sed sin sumar calorías

Cuando nos da sed significa que el cuerpo reclama más líquidos pero siempre procurando no sumar calorías, para ello toma de estas sugerencias para hidratarte sin preocuparte de sumar kilos.

Flores de sauco y limón, hay que tomarla bien fresquita ya que la infusión de de saúco calma la sed y, al favorecer la sudoración, reduce la sensación de calor. Prepárala hirviendo dos cucharadas de flores en ½ l de agua. Una vez fría, añade el zumo de un limón, si quieres guardar la línea, endúlzala con un edulcorante artificial.


Ni un kilo de más con hibisco. Nada mejor para refrescar el paladar y aumentar los depósitos de vitaminas que preparar una infusión de hibisco. Esta tradicional bebida de Egipto se prepara añadiendo una cucharada de flores secas de hibisco en ¼ de litro de agua hirviendo. Deja que repose diez minutos y filtra. Añade el zumo de una naranja o de un melocotón y toma con hielo.

El capricho más ligero, el granizado de manzana y lima. Batiendo dos manzanas troceadas con el zumo de una lima obtendrás una bebida muy refrescante que repone los minerales que se pierden a través del sudor. Agrega hielo picado y endulza con un edulcorante artificial.

Imagen | Globomedia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...