Comer convulsivamente

comer-convulsivamente

A veces se tiene el deseo de comer sin tener hambre, es lo que llamamos comer por aburrimiento aunque realmente no es así. Nos creamos este hábito cuando estamos nerviosos, cuando sentimos ansiedad o incluso por aburrimiento.

Convertimos la comida en nuestro refugio y acudimos a ella a la menor contrariedad, llegando incluso a crearnos cierta dependencia que se comienza con pequeños picoteos y se termina haciéndose adictos a ello.

Una de las razones por las que comemos compulsivamente es por insatisfacción, al tener una vida vacía y sin motivaciones, un puro aburrimiento sin ninguna emoción. Es una cuestión mental, nos creamos el hábito de comer como descarga de nuestras emociones e inconscientemente establecemos un vínculo entre la comida y las emociones.

Con esto, lo único que conseguimos es comer compulsivamente, sin horario y sin medida. Esto afectará a nuestra salud mental y física, pasando de tener un peso normal al sobrepeso en cortos periodos de tiempo. Se pierde la noción del  hambre como necesidad física y se confunde con ganas de comer, ansiedad o hambre desproporcionada.

Por lo tanto no es un problema propio del metabolismo, es más psicológico y mental. Para ello trata de salir de esta situación y no te refugies en la comida para aislarte de tus problemas. Ya que incrementarás otro problema más, el sobrepeso.

Tienes que saber identificar qué situaciones son las que te producen esa ansiedad que intentas aliviar comiendo y buscar soluciones y sobre todo busca alguna alternativa que te permita superarla sin recurrir a la comida.

Y por supuesto si quieres adelgazar con eficacia para quitarte esos kilos de más que has aumentado por comer convulsivamente,  es necesario planteárselo a largo plazo, de esta forma se lograrán mejores resultados y será más fácil mantener los kilos que se han conseguido reducir.

Cuando una persona desea adelgazar, la actitud es fundamental, tiene que ser positiva y estar segura de lo que deseas. Si así no te lo tomas, te producirá una pérdida de la autoestima y en  ocasiones se derivará a una depresión y más  problemas de ansiedad.

Imagen | Gorski

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...