Cómo actuar frente a un golpe de calor

Ante la llegada del verano hay que extremar las precauciones para evitar que nos de un golpe de calor. Hay varias pautas que podemos seguir para prevenirlo y en el caso de que nos dé un golpe de calor, saber cómo actuar es muy importante.

Estos días estamos ante la llegada de una ola de calor, pero es verano y por lo tanto un golpe de calor puede llegar en cualquier momento. Las mujeres siempre vamos con muchas tareas y es importante tener en cuenta algunos consejos para prevenir y en el caso de que ocurra cómo actuar frente a un golpe de calor. En este caso, se puede decir, que lo más importante es prevenir, ya que en el golpe de calor, lo que mejor funciona es evitar que suceda con unos sencillos consejos.

Para empezar, un golpe de calor en este momento sería fácil de que se diera, ya que la ola de calor que tenemos en España supone que en muchos lugares habrá una temperatura como la propia del cuerpo humano. Eso quiere decir que es importante evitar la deshidratación. Por lo tanto el primer consejo es beber mucha agua y comer frutas frescas que aporten líquido al organismo.

Por otro lado, por muchos recados y trabajo que hacer en la calle, hay que organizarse el día para evitar salir en las horas en las que hace más calor y en el caso de hacerlo, buscar lugares que tengan aire acondicionado. Incluso hay que tener precaución a la hora de salir a correr o hacer ejercicio en la calle, podemos aprovechar la primera hora de la mañana o el atardecer, cuando la temperatura baja un poco. Lo que está claro, que salir en las horas centrales a pasear por la calle no es conveniente.

Algunos síntomas que debes tener en cuenta son que si te sientes agotada, sin fuerzas, con debilidad, falta de sueño (insomnio que no sea habitual) o por ejemplo, calambres musculares es posible que estés ante un golpe de calor. Normalmente, suele empezar por una debilidad que da la sensación de que te vayas a marear, es posible que no te des cuenta, pero ante el primer síntoma debes buscar un lugar fresco y sentarte. Además, debes beber agua, que puedes combinarlo comiendo fruta fresca o bebiendo zumos de frutas. En el caso de que no mejores, debes acudir al médico.

Por otro lado, hay otras situaciones que pueden dar lugar a un golpe de calor y que requieren de atención médica, seria el caso de haber estado tomando el sol (también puede darse si se ha estado expuesto a mucho calor). Sería por ejemplo si notas que te sube la fiebre, que tu piel se torna rojiza, caliente y seca, o incluso se pueden decir frases inconexas o poco inteligibles, es muy posible que tengas un golpe de calor, en este caso, es importante actuar y esperar la ayuda médica. Es importante refrescar con un paño frio la cabeza, la nuca, la frente o los pulsos. ¿Te has dado alguna vez un golpe de calor? ¿Conoces algún consejo más que nos ayude a soportar una ola de calor?

Fuente | abc.es

Foto | lmnop88a en Flick

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...