Cómo combatir los dolores usando bolsas de semillas caseras

Si por las malas posturas sufres de dolores musculares puedes probar un remedio casero muy efectivo: las bolsitas de semillas. Eligiendo las adecuadas lograrás un calor seco muy eficiente para mejorar la molestia.

saquitos

Los dolores musculares son algo muy habitual en la vida diaria. Las prisas, el trabajo, los compromisos hacen que vivamos demasiado ajetreados  y por eso los músculos se sobrecargan y producen dolor. De hecho, si tu trabajo habitualmente te mantiene en posturas idénticas que apenas te permiten descansos y cambios de posición, es muy probable que aquejes estos síntomas. Tanto para aquellas que pasan demasiado tiempo de pie, como las que están sentadas toda la jornada en la oficina, o quien hace trabajos manuales repetitivos, acaba por tener este tipo de problemas acentuados.

Casi todos hemos tenido algún dolor muscular, aunque éste puede haberse generado por causas distintas. De hecho, en ocasiones se produce solo por una mala postura, por ejemplo al dormir. En todo caso, hoy te proponemos un remedio natural para combatir los dolores en los músculos que te servirá tanto para aliviar un dolor que se repite, como para aliviar un dolor que aparece solo en una ocasión puntual. Lo que te vamos a mostrar a continuación es cómo hacer las famosas bolsitas de semillas de calor. ¿No sabes lo que son? Pues son una tendencia en alza que ahora puedes aprender a preparar en casa.

¿Qué son los saquitos de semillas?

Los saquitos de semillas hechos en casa consiguen aliviar el calor porque las semillas que contienen en su interior tienen propiedades naturales que, al calentarse, activan la circulación y logran calmar la tensión muscular en la zona afectada. Su uso es realmente sencillo. Basta con que sigas el tutorial que te mostramos a continuación y que luego la metas en el microondas. Lo demás será disfrutar del placer de solucionar uno de esos problemas cotidianos a base de remedios naturales.

¿Cómo hacer tu propia bolsita de semillas?

  1. En primer lugar, tienes que cortar dos rectángulos iguales de tela, del tamaño que tu creas conveniente.
  2. Coge uno de los rectángulos de tela y dóblalo al revés por la mitad. A continuación cose todo el contorno menos una parte.
  3. Rellena la bolsa con arroz, trigo, lino,… Cose la parte que te falta.
  4. Coge el otro rectángulo de tela y vuelve a hacer lo mismo, dóblalo, cóselo y rellénalo de semillas.
  5. Coloca la primera bolsa dentro de la segunda y cierra la abertura que habías dejado para las semillas.
  6. Ya tienes lista tu bolsa de semillas para meterla en el microondas y disfrutar de su calor.

Estos saquitos de semillas son muy útiles y manejables, pues puedes llevarlos a cualquier parte. La mayoría de las semillas aportan un calor seco a la parte afectada, y precisamente por esta razón resultan tna efectivas. Para evitar quemaduras o que el efecto no sea el deseado, debes probar en tu microondas cuál es el tiempo ideal para que esté caliente, pero no haga daño. Generalmente se recomiendan unos 2 minutos a temperatura normal, pero todo depende mucho del propio electrodoméstico en cuestión.

Uso de las bolsitas con frío

Hay que tener en cuenta que el dolor muscular no siempre se calma con el calor, sino que en ocasiones requiere precisamente todo lo contrario. Por es razón, si crees que en tu caso lo que más te conviene es el frío, también debes saber que los saquitos de semillas que te hemos enseñado a preparar sirven para ello. En lugar de colocarlo en el microondas, lo pones en el congelador unas horas. Eliminas el hielo -si se ha formado- del exterior y lo colocas sobre la zona afectada. ¡Así de simple!

Otros usos

Tu saquito de semillas también te será útil cuando llegue el invierno y se te enfríen los pies, pues antes de irte a la cama lo metes en el microondas y lo utilizas como bolsita de agua caliente. Al mismo tiempo, entre las utilidades que se le pueden dar más allá de poder combatir el dolor muscular, también te serviría para calmar el dolor de cabeza. Bastará con utilizarla en su formato frío colocándola en la frente.

Estas bolsitas o saquitos de semillas para combatir dolores musculares y otras dolencias con frío y calor se han puesto muy de moda. Aunque se venden por internet o incluso en tiendas físicas, preparándolas en casa te asegurarás de saber lo que contienen en su interior. Además, serán mucho más personalizadas y tuyas porque podrás elegir el diseño de la tela con la que la crees. ¿Qué te parece la idea?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...