Cómo detener una hemorragia nasal

Si te sangra la nariz estos consejos pueden ayudarte a parar la hemorragia

baby-788088_1280

La nariz tiene una gran cantidad de diminutos vasos sanguíneos que sangran fácilmente porque son muy sensibles. Las hemorragias nasales no son graves siempre que sean pequeñas y no sean causadas por un accidente o un golpe.

Cuando ocurre una hemorragia nasal nos ponemos un poco nerviosos y no sabemos que hacer para detenerla, por eso hoy vamos a hablar de varios remedios para detener las hemorragias nasales fácilmente.

Causas

Las hemorragias nasales pueden deberse a:

  • Aire muy seco o demasiado frío que irrita la piel
  • Por limpiarse o hurgarse la nariz
  • Por una rotura de nariz o por un objeto atascado en la nariz
  • Por irritaciones debido a alergias y resfriados
  • Debido a químicos o productos irritantes
  • Por abuso de aerosoles nasales
  • Por tratamientos con oxigeno con cánulas nasales
  • Por tener el tabique desviado

Cuidados para detener una hemorragia nasal

  • Para detener una hemorragia nasal en primer lugar debes sentarte y apretar la parte blanda de la nariz entre los dedos indice y pulgar y tratar de mantener las fosas nasales cerradas por 10 minutos
  • Respira por la boca e inclínate hacia delante para evitar tragar sangre
  • Espera al menos 10 minutos para comprobar si se ha detenido el sangrado.
  • No tapones el interior de la nariz con gasas
  • No te acuestes

Pero para detener una pequeña hemorragia nasal también contamos con remedios caseros que pueden ser muy efectivos también.

  • Paños frios

Remoja un paño en agua lo más fría posible (puedes colocar cubitos de hielo) y colócalo en la nuca y en la frente. También puedes presionar el paño en la parte blanda de la nariz. Otra opción es poner un cubito de hielo en la boca para que los vasos sanguíneos se compriman y se detenga el flujo de sangre.

  • Cebolla

Los vapores de las cebollas hervidas detienen el sangrado. Debes cortar una cebolla por la mitad y hervirla en medio litro de agua y ponerte delante de la olla para inspirar los vapores. Otra alternativa es coger una cebolla exprimirla y poner unas gotas del zumo en cada fosa nasal.

  • Agua salada

Debes coger una taza de agua y añadirle un puñado de sal gruesa, mezcla bien y por medio de un gotero introduce unas gotas en la fosa nasal que sangra para que el agua salada pueda actuar como cicatrizante.

  • Vinagre de manzana

El vinagre tiene poder astringente que te ayudará a parar la hemorragia. Debes empapar una bola de algodón en vinagre y colocarla en la fosa nasal que sangra sin ejercer presión, solo debes esperar un poco a que la sangre se detenga.

Si la hemorragia nasal no se detiene con estos remedios, es mejor que visites a tu médico de cabecera.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...