Como estar a dieta y no morir en el intento

Si estás a dieta y estás aburrida de comer siempre lo mismo, el siguiente artículo puede motivarte para que logres conseguir tu objetivo.

La dieta no se abandona, es para siempre

Le pasa a la mayoría de las personas, se ponen a dieta y los primeros días todo va muy bien, pero pasadas unas semanas el régimen alimenticio se hace muy aburrido y quieren comer otros alimentos, sobre todo, los que están prohibidos y claro, una vez que empiezas a comer lo que no debes abandonas por completo la dieta que te habías impuesto.

Con el paso de los días te sientes culpable y vuelves a empezar una nueva dieta, pero al cabo de un tiempo te ocurre lo mismo y otra vez adiós al régimen alimenticio. Hoy voy a darte unos pequeños consejos para que la próxima vez que te pongas a dieta no la abandones en las primeras semanas y la continúes durante un periodo más largo de tiempo, lo ideal sería que no la llegarás a dejar.

Lo primero que tienes que pensar es que ponerse a dieta no es algo que dure unos días antes del verano para que te veas mejor cuando decidas ir a la playa, eso no es hacer dieta. El régimen debe consistir en una alimentación saludable que nos guste y nos haga disfrutar de ella y no padecerla.

Cuando hacemos dieta, debemos prestar especial atención a nuestra salud, pues por lo general cuando tenemos colesterol, hipertensión o sobrepeso es porque no estamos alimentándonos de la forma correcta. Por eso, cuando decidas ponerte a dieta, lo mejor que puedes hacer es recurrir a un nutricionista para que te aconseje cual es el régimen más adecuado para ti.

Una buena dieta debe ser variada, llena de frutas y verduras, baja en grasas y azúcares y rica en fibra. También debe estar complementada con una buena hidratación, ejercicio y un buen descanso. La motivación es un elemento fundamental para ponerse a dieta ya que sin ella estarás perdida. Debes comprender que la dieta es un estilo de vida saludable y no una tortura que dura unos días para que puedas verte mejor.

Consejos para no abandonar la dieta

Las siguientes claves son muy importantes para no dejar el régimen pasadas unas pocas semanas.

  • Visita a un profesional: acude a un experto, él te aconsejará lo que es mejor para ti y así podrás llegar a tu peso ideal sin tener que esforzarte tanto.
  • No te dejes influir por dietas mágicas: la de la alcachofa, la del pomelo, la de las proteínas… Este tipo de dietas suelen prohibirte un montón de alimentos, por eso al final se vuelven aburridas y las abandonas rápidamente. Algunas incluso prohiben alimentos fundamentales, lo que te hará sentir más cansada y desmoralizada.
  • Realiza una alimentación equilibrada: trata de comer productos variados, pero todo debe estar en su medida perfecta.
  • No te saltes las comidas: debes hacer cinco comidas al día. El desayuno, la comida y la cena y luego dos tentempiés uno a media mañana y otro por la tarde.
  • Cuidado con los alimentos light: si consumes demasiados productos de este tipo pensando que no tienen calorías, conseguirás efectos negativos en vez de positivos.
  • Planifica las comidas con anterioridad: de esta forma evitarás ir al supermercado y comprar cualquier tipo de alimento.
  • Toma tu tiempo para comer: procura sentarte a la mesa y utilizar el tiempo necesario para masticar la comida despacio.
  • Sáciate con yogures y frutas: en los ataques de hambre entre horas, tómate un yogur o una pieza de fruta.
  • No te saltes nunca el desayuno: esta es la comida más importante ya que como dice su nombre rompe el ayuno de toda la noche.
  • Procura cenar ligero: la última comida del día no debe ser fuerte y tendrá que realizarse por lo menos dos horas antes de acostarse.
  • Haz ejercicio: así quemarás calorías. También puedes acostumbrarte a caminar para poder convertir en músculo las calorías acumuladas.
  • Descansa entre 7 u 8 horas: es la única forma para que tu cuerpo pueda recuperarse del trabajo realizado durante el día

Motivos por lo que abandonamos las dietas

Son varias las causas que llevan a dejar un régimen alimenticio:

  • Falta de fuerza de voluntad: esta es la mejor excusa para decir que no podemos ponernos a dieta.
  • No disponer de tiempo: decir no tengo tiempo para cocinar es otra de las razones que se suelen emplear cuando se abandona un régimen.
  • Comer fuera de casa: lo que obliga a no poder hacer dieta o eso se dice.
  • No necesitar la dieta: yo no como, no lo necesito pues picoteo a todas horas. Es una de las excusas más frecuentes.
  • Seguir la dieta y tener caprichos: estoy a dieta, pero puedo saltarla para comer un caprichito. Pero cuando estos antojos se convierten en habituales la dieta ya está perdida.

Antes de comenzar una dieta debes anotar en un papel los objetivos que quieres conseguir y si ves que son muchos, puedes dividirlos en objetivos más pequeños para así poder llegar a buen término más fácilmente. Debes entender que no es fácil, pero si pones fuerza de voluntad y empeño no hay nada que pueda resistirse. Recuerda, la dieta consiste en comer saludablemente toda la vida y no solo unos cuantos días al año.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...