Cómo influye la menopausia en las relaciones sexuales

Las relaciones sexuales cuando surge la menopausia cambian, y en este caso queremos contarte cuáles son los cambios más relevantes que notarás en tu cuerpo para cuando llegue ese momento.

menopausia

La menopausia es una de esas etapas en las que la vida de la mujer cambia por completo. De hecho, se supone que con ella hemos llegado a nuestra edad límite de fertilidad. También que no podremos volver a quedarnos embarazadas, ni tampoco necesitaremos utilizar métodos anticonceptivos en caso de que no tuviésemos ninguna cirugía ya realizada. Pero más allá de lo que el cambio supone en términos generales, lo cierto es que la menopausia marca también cambios en el modo en el que mantenemos relaciones sexuales, y es precisamente de ese tema concreto del que te queremos hablar en nuestro blog hoy.

Cuando se llega al fin de la fertilidad femenina, más allá de los cambios de humor y esos calorones que suelen sufrir la mayoría de las mujeres, es cierto que las ganas de tener sexo suelen disminuir. Esto es como todo. Hay a quién le afecta más y hay a quién menos, pero por lo general, los síntomas que viviremos con la llegada del fin de la regla, respecto a las relaciones de pareja, podrían resumirse en los siguientes puntos:

  • Tardarás más en entrar en el tema, precisamente por una cuestión de hormonas. Pero esto es algo que se resuelve fácilmente si apostamos por más preliminares.
  • La penetración puede ser en algunos casos dolorosa o causarte irritación en la zona vaginal.
  • Notarás que tu lubricación vaginal es menor, y que también es más lenta, con lo que necesitarás tomarte algo más de tiempo.
  • Tendrás menos fantasías eróticas. No es que te pase nada, sino que simplemente la líbido decae en esta etapa de la mujer.
  • El clítoris disminuye de tamaño y ya no lo verás erecto como antes.
  • Notarás que los labios de tu vagina, tanto los exteriores como los interiores se harán más pequeños.
  • Las paredes vaginales dejarán de ser arrugadas, y puede que la penetración sea más compleja entre otras causas por ello.

Como ves, son un montón de cambios los que te esperan en tu vida sexual tras la menopausia. Pero está claro que todo será una cuestión de aceptar los cambios que nos llegan en la vida con la mejor de las caras e intentar ver cómo nos pueden afectar menos en la vida en pareja adaptándonos a nuestras nuevas necesidades. No hay nada que no tenga solución. Tan solo hay que saber cómo debemos buscarla. Y eso, creo que a estas alturas no se te debe dar mal ¿No?

Imagen: kennyrivas

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...