Cómo sobrellevar la ola de calor sin morir en el intento

Durante los días de mucho calor debes cuidarte para prevenir deshidrataciones y golpes de calor. Si quieres algunos consejos, el siguiente artículo puede ayudarte

ola de calor

El verano acaba de llegar y las altas temperaturas van a permanecer entre nosotros durante unos cuantos meses. El buen tiempo anima a salir a la calle, pero hay que tener cuidado porque el exceso de calor puede convertirse en nuestro enemigo. Con temperaturas que rondan los 40º de día y de noche los 20º los golpes de calor, las deshidrataciones y las hidrocuciones se disparan.

Complicaciones producidas por el calor

Las altas temperaturas estivales pueden afectarnos de la siguiente manera:

Golpe de calor

  • Se produce cuando la temperatura del cuerpo se eleva por encima de los valores normales y nuestro organismo es incapaz de controlarla
  • Es debido a un aumento de la temperatura externa y puede ocasionar daños orgánicos, neurológicos e incluso la muerte

Deshidratación

  • Se produce por una pérdida de agua y de sales corporales debido a la sudoración excesiva. Puede dar lugar a bajas de tensión, mareos, sueño, calambres y contracturas

Hidrocución

  • Se conoce también como corte de digestión
  • No tiene nada que ver con el sistema digestivo
  • Se produce por la diferencia de las altas temperaturas exteriores y la fría temperatura del agua de la piscina o de la playa
  • Este cambio brusco de temperaturas da lugar a un síncope por su impacto en el sistema circulatorio y neurológico.

Ahora que ya sabemos que el calor excesivo puede hacernos daño en nuestra salud, debemos tratar de evitarlo cuidando nuestra comida, nuestra exposición al sol, nuestra ropa y manteniendo la casa fresca.

Alimentación en momentos de mucho calor

  • Es importantísimo que te mantengas hidratada y para eso debes beber aunque no tengas sed. Lo mejor es que consumas agua porque los refrescos y las bebidas con azúcar reducen la capacidad del cuerpo para almacenar agua. También debes evitar las bebidas alcohólicas y el café porque actúan como un diurético natural.
  • Compra una botella de agua que puedas llevar contigo y métela en el congelador por la noche, envuélvela en una toalla y métela en el bolso. El hielo se deshará pero seguro que todavía estará fría cuando necesites beber
  • Consume alimentos que te refresquen como ensaladas, fruta… Procura no consumir alimentos con mucha proteína pues aumentan el calor metabólico y ,a pérdida de agua
  • Olvídate del horno y de la cocina. Consume sopas frías, helados, granizados, fruta congelada o yogurt congelado

Cuidado con el sol

  • En la medida de la posible evita el sol desde las 10 de la mañana hasta las 4 de la tarde. Protege a los niños y a los ancianos de casa pues se sentirán más vulnerables con el calor
  • No te olvides del protector solar pues el sol puede causarte quemaduras de piel.
  • Siempre que puedas trata de buscar sitios frescos donde de la sombra, pues la sombra no reduce la temperatura pero la falta de luz hará que te sientas como si la temperatura hubiese bajado unos cuantos grados
  • Pulveriza agua fría sobre tu piel. Si sientes mucho calor rocía agua fría sobre la cara y el cuerpo, esto te ayudará a sentir una sensación de frescura

Ropa adecuada

  • Es importante que tu ropa sea ligera y holgada y de color claro para que refleje el calor
  • Las prendas de algodón y lino te ayudarán a estar fresca y absorben la humedad
  • Las prendas sintéticas retienen la humedad por eso a veces la ropa se siente como pesada y se pegue a la piel
  • Utiliza un sombrero que te cubra el pelo y las orejas y preferiblemente de colores claros
  • Usa zapatos que mantengan tus pies frescos, son preferibles las sandalias, pero también existe calzado cerrado con ventilación
  • Procura no andar descalza pues el suelo puede estar demasiado caliente y corres el riesgo de quemarte los pies
  • No utilices collares o pendientes de metal pues pueden calentarse considerablemente
  • Si tienes el pelo largo, es mejor que lo lleves recogido pues así permitirás que el aire circule libremente por tu cuello
  • No te olvides nunca de las gafas de sol adecuadas para proteger los ojos de los rayos solares

Casa fresca

  • Cierra cortinas y persianas para impedir que los rayos de sol entren en tu casa
  • Si tienes toldo, debes abrirlo para evitar que la luz directa llegue a las ventanas
  • Los ventiladores pueden serte útiles
  • Abre todas las ventanas y baja las persianas para que circule el aire y se sienta fresco
  • Si tienes aire acondicionado, no dudes en prenderlo a una temperatura no demasiado alta para que luego la factura de la luz no sea muy elevada.

Advertencias

  • Si te está afectando el calor y sientes que te falta el aire o que comienzas a desmayarte, deja todo lo que estés haciendo y busca un lugar fresco. Si puedes quítate algo de ropa y bebe agua. Si al cabo de un rato no te sientes mejor, acude al centro de salud más cercano
  • Nunca dejes a los niños ni a las mascotas en un coche estacionado si hace mucho calor
  • Protege también a las personas de edad pues son más vulnerables frente al calor
  • Cuando salgas de casa no te olvides nunca del sombrero, las gafas de sol y una botella de agua bien fría
Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...