¿Conoces la dieta Cenicienta?

Si no sabes en que consiste la dieta Cenicienta el siguiente artículo te puede ayudar

road-sign-2644386_1280La dieta de la Cenicienta proviene de Japón y se ha expandido por las redes sociales de manera alarmante y su único fin es conseguir una cintura de avispa como la Cenicienta del cuento.

El cine, la publicidad y las revistas influyen directamente en la construcción de normas en cuanto a figura se refiere, pero las adolescentes japonesas han decidido convertirse en princesas de cuento como Cenicienta aunque para ello tengan que morirse de hambre.

En esta dieta no hay normas, su único objetivo es conseguir la cintura de Cenicienta y todo esta permitido y sobre todo cuanto menos comas mejor. Esta dieta lo único que plantea es que hay que conseguir un IMC (Indice de masa corporal) de 18 cuando lo saludable está entre 18,5 y 24,9. El IMC no es válido para menores de 18 años, para atletas de élite o para personas con una altura inferior a 1,50m. El IMC no distingue entre masa de grasa y masa muscular. Lo único que nos indica es si una persona tiene un peso saludable, tiene sobrepeso o está obesa.

El IMC se calcula tomando el peso en Kilogramos dividido por el cuadrado de la talla en metros. La Organización Mundial de la Salud define:

  • Sobrepeso: Indice de masa corporal igual o superior a 25
  • Obesidad: Indice de masa corporal igual o superior a 30

La dieta Cenicienta propone un IMC por debajo del peso saludable, es decir su meta es conseguir un infra-peso y las consecuencias pueden ser las siguientes:

  • Mala alimentación
  • Cambios de humor
  • Frustración
  • Depresión
  • Amenorrea
  • Desnutrición
  • Anemias
  • Debilidad del sistema inmunológico
  • Pérdida de pelo
  • Fatiga crónica

La dieta de la Cenicienta y las demás dietas que aparecen de vez en cuando en las revistas y en internet no tienen ninguna base científica y todas ellas lo que si tienen es un montón de carencias que pueden hacer sufrir problemas de salud a quien las lleva a cabo.

La finalidad de la dieta Cenicienta es conseguir la figura de una princesa de cuento, pero las que la siguen se olvidan que no es más que eso “una princesa de cuento” y que no es verdad. Con esta dieta solo se consigue querer llegar a unas medidas irreales y lo único que conseguirás es frustración, anemia, cansancio …

Para conseguir una figura y un peso saludable lo mejor es olvidarse de dietas milagro, dietas Cenicienta, dieta de la alcachofa, dieta de la piña… en fin para estar sano lo mejor es olvidarse de la palabra dieta  y comer saludablemente.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...