Consejos para convivir con la artrosis

La artrosis es la responsable del 30% de las incapacidades laborales en España. Aprender a vivir con ella con buena dieta y ejercicio moderado así como buenos hábitos ayuda a mejorar la calidad de vida.

la bicicleta alivia los dolores de la artrosis

Es la enfermedad reumática más frecuente, especialmente entre personas de edad avanzada. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), cerca del 28% de la población mayor de 60 años presenta artrosis sintomática, y el 80% de ésta tiene limitaciones en el movimiento.

La enfermedad de la artrosis principalmente afecta a rodillas, caderas, manos y espalda. Algunos tipos de esta enfermedad se pueden evitar, otros no porque depende del grado. Pero en todos los casos se puede mejorar la calidad de vida del paciente o frenar el deterioro de la articulación.


Lo más importante ante la artrosis, es no tener sobrepeso, sobretodo para la artrosis de rodilla. Por lo tanto hay que tener cuidado con la dieta, aunque en general la dieta debe ser variada. Debe contener leche y sus derivados, con esto es más que suficiente. También en la artrosis, los niveles de calcio suelen estar normales. Es distinto de lo que se produce en la osteoporosis en la que sí está aconsejado tomar suplementos de calcio, muy recomendable para el cuidado de los huesos.

Para mejorar la calidad de vida en los enfermos de artrosis, es necesario el ejercicio moderado, 10 a 20 minutos al día, como caminar por terreno llano o montar en bicicleta, es bueno para la artrosis de rodilla o de cadera. Hay que descartar cualquier ejercicio que produzca dolor. Y sobre todo los días con dolor más fuerte es conveniente guardar reposo durante 2 o 3 días.

Hay que evitar estar mucho tiempo de quieto y no debemos mantener durante mucho tiempo la misma postura. Y por supuesto hay que evitar posturas perjudiciales como estar de rodillas y ponerse en cuclillas. No se debe forzar las articulaciones, y hay que evitar los movimientos bruscos.

Es por las mañanas, cuando se tiene mayor rigidez y dolor en las articulaciones, por lo tanto, es conveniente la ducha de agua caliente, con chorro fuerte para dar calor a las articulaciones y masaje local que reactivará la circulación. Se puede a lo largo del día, usar calor o frío, para que alivie el dolor, pero no más de 20-30 minutos al día.

Imagen | Gonmi

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...