Consejos para hacer jogging

Debemos cuidarnos antes, durante y después de practicar este deporte

La alimentación, la actividad física y el deporte son tres claves para llevar una vida sana a cualquier edad. Precisamente, la práctica regular de deportes nos ayuda a mejorar la resistencia, la salud cardiovascular y a ser conscientes de nuestro cuerpo y sus limitaciones.  Uno de estos deportes que podemos aplicar a nuestra rutina es el jogging, una actividad en al que interviene casi todo el cuerpo.

Consejos previos para practicar jogging

Consejos previos para practicar jogging

La práctica regular del jogging es una actividad intensa que nos hace desarrollar toda la musculatura. Para las personas que no estén habituadas a hacer ejercicio es aconsejable que dediquen 15 minutos tres veces por semana para que el cuerpo vaya acostumbrándose al jogging; poco a poco se puede ir incrementando el tiempo y la frecuencia. Sin embargo, debemos tener en cuenta una serie de aspectos muy importantes para aprovechar al máximo los beneficios del jogging.

1. Postura corporal: debemos mantener una postura erguida, con una ligera inclinación hacia delante y siempre mirando al frente, sin bajar la cabeza. Los brazos no deben estar rígidos, para poder balanceándose suavemente al ritmo de nuestra carrera. Debemos recordar controlar la respiración: inspirar por la nariz y expirar por la boca.

2. Hidratación: un poco antes de iniciar el ejercicio debemos beber agua, ya que a medida que hacemos ejercicio la iremos perdiendo. Una vez hayamos hecho la sesión de jogging podemos tomar una bebida isotónica ya que nos ayudarán a reponer substancias perdidas durante el ejercicio. Sin embargo, no debemos olvidarnos de la hidratación y seguir reponiendo líquidos horas después de hacer jogging.

3. Estiramientos: debemos calentar suavemente el cuerpo antes de realizar un ejercicio físico puesto que podríamos padecer una lesión. Tenemos dos formas de calentar motores: podemos realizar estiramientos en todos los músculos y hacer rotar todas las articulaciones puesto que el jogging nos hace mover todo el cuerpo; también podemos iniciar el ejercicio de una forma suave e ir aumentando la intensidad a medida que estamos listos. Eso sí, después de casa sesión debemos realizar estiramientos para prevenir contracturas y agujetas, relajar los músculos y adquirir flexibilidad.

4. Agujetas: cuando no estamos acostumbrados a practicar un deporte tan intenso es inevitable tener agujetas los primeros días. Igual que para prevenirlas, lo mejor para las agujetas es realizar estiramientos específicos en la zona afectada, aplicar frío y masajear la parte del cuerpo que nos duela con cremas que refresquen y tonifiquen el cuerpo.

Foto: malouette en Flickr.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...