¿Cuántas calorías tiene el alcohol que consumimos?

Las calorías de las copas son algo de lo que no siempre somos conscientes. En realidad, son muchos los colectivos que pugnan por sacarlas a la luz y mantener a los consumidores informados.

calorias alcohol

El alcohol es algo con lo que se debe tener especial cuidado. Ya sabemos que un consumo excesivo puede dañar los órganos, y que en realidad, beberlo combinado con otras sustancias, como pueden ser otras drogas o bebidas energéticas puedes ser un cóctel brutal para nuestra salud. Sin embargo, en este caso no queremos hablarte de los problemas en la salud que puede causar el alcohol, ya que partimos de un consumo responsable y moderado. Aún así, hay algo que preocupa cada vez más, y no es otra cosa que las calorías del alcohol que consumimos.

Casi siempre asociamos un alto contenido de calorías a las comidas con más grasa o más procesadas. El alcohol, al verlo como un líquido, nos parece que no tiene una gran cantidad de calorías. Y esto es completamente falso. De hecho, las calorías que contiene el alcohol son elevadas en general, y a ellas hay que sumarle el hecho de que habitualmente solemos mezclarlo con otra cosa, y por lo tanto, en una copa, también suman las calorías del refresco que elijas para tu mezcla. Hoy te hablamos de la importancia de este tema, de las calorías del alcohol de forma general, y también de la preocupación que existe para que se publique el contenido calórico de estas mezclas.

Una información recién publicada en el British Medical Journal solicita formalmente que el mercado deba estar obligado a mostrar el contenido calórico de todas las botellas y licores que se venden en el mercado. Actualmente, las calorías del alcohol son invisibles, porque mientras que para cualquier otro producto es ley poder consultarlas en las etiquetas, en el caso de estas bebidas la normativa europea está pendiente de pronunciarse al respecto para resolver si realmente es necesario informar al consumidor de las calorías que tiene el alcohol o si esto no es un requisito necesario. La norma europea, aprobada en 2011, eliminó la necesidad de que las botellas de cerveza, vino o licores tuvieran que mostrar en sus etiquetas la información relativa a las calorías que contienen. Sin embargo, esto es algo previo a que la Comisión tome una decisión definitiva, la cual se espera para 2016. Es decir, el año que viene, sí que podríamos tener una ley que obligue, y que por lo tanto, haga que todos nosotros podamos saber cuántas calorías tiene el alcohol que consumimos.

Las calorías del alcohol

Seguramente para muchos hablar de calorías de alcohol es hablar casi de cosas imposibles. De hecho, ¿sabrías decirnos sin continuar leyendo cuántas calorías tiene una cerveza? ¿O cuántas calorías tiene una copa? ¿Y cuántas calorías hay en una botella de vino? Pues bien, como fórmula genérica se dice que hay 7 kcal por cada gramos de alcohol. Esto significa que dependiendo del tipo de alcohol, de lo diluido que esté y del consumo que tengamos, bien podríamos superar más de la mitad del consumo diario recomendado de calorías a la hora de beber alcohol.

  • Una caña (200 cc) 70 kcal.
  • Una lata de cerveza (333 cc) 105 kcal.
  • Vaso pequeño de vino (100 cc) 70 kcal.
  • Carajillo (25 ml) 70 kcal
  • Vermut (100 ml) 140 kcal.
  • Copa de coñac (50ml) 140 kcal.
  • Un combinado (50 ml) 140 kcal. A esto habría que sumarle las calorías del refresco o de la bebida con la que lo acompañes.
  • Un whisky (50 ml) 140 kcal

Como ves, las cantidades de alcohol son realmente importantes, y por supuesto, nos encontraríamos con el hecho de que al sumarle las calorías de los combinados, o incluso de las claras o cañas mezcladas, pueden rebasarse todos esos límites que hemos mencionado anteriormente. Pero es que además, las calorías del alcohol no pueden considerarse calorías habituales como las de los alimentos. De hecho, las calorías del alcohol son bastante más complejas y por eso se conocen como calorías vacías. Quemar todas estas calorías resulta una labor realmente compleja para nuestro organismo, y por lo tanto, cuidar la línea con un consumo de alcohol resultará más complejo.

Las calorías del alcohol están ahí, y debería ser nuestro derecho conocerlas a fondo, así como conocemos las del resto de alimentos. De hecho, no entiendo cómo todavía no están dentro de la norma europea. Bien es cierto que el año que viene esto podría cambiar, pero no tiene lógica que a ciertos sectores se les exijan casi imposibles, y en el caso de las bebidas alcohólicas tengamos una regulación tan laxa en cuanto a las etiquetas ¿No te parece?

Imagen: juantiagues

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...