El mito de las gripes: los adultos enferman solo una vez cada cinco años

Aunque particularmente en invierno es bastante habitual tener gripe, lo cierto es que los adultos apenas enfermamos de forma habitual. Los estudios indican que solo una vez cada cinco años.

gripes mitos

Seguramente habrás pensado este mismo año, al menos si has pasado la gripe, lo mal que se está en cama y lo difícil que es pasar el invierno sin acabar estando enfermo por unos días. O puede que tengas un amigo o conocido que siempre se está lamentando de estar siempre enfermo. Incluso quizás lo que te ocurre es que has leído en prensa o te ha comentado algún conocido que trabaja en sanidad lo difícil que está siendo este invierno por la epidemia de gripe. Y la verdad es que el último estudio sobre el tema revela que exageramos bastante con el tema, porque en realidad, no pasamos tantas veces la gripe como pensamos, o al menos no de forma generalizada.

El hecho de que en invierno enfermemos parece ser más una concepción social exagerada que una verdadera realidad. El último estudio hecho al respecto demuestra que de forma general, los adultos sanos solamente nos enfermamos realmente de gripe una vez cada cinco años. ¿Estás tú fuera de estas medias? ¿O realmente lo que te ocurre no es una gripe común sino un poco de frío sin más? Analizamos hoy este curioso estudio en el que creo que muchos tendrán que empezar a pensar en eso de que el invierno tampoco es tan mala época, y que no hay porque enfermar, ya que la estadística afirma que lo hacemos solo una vez cada lustro.¿No es para tanto verdad?

Gripes y resfriados invernales

Teniendo en cuenta que una enfermedad tan común como pensamos que es la gripe causa el 18% de las bajas laborales en España, no parece que el imaginario popular vaya tan mal encaminado en pensar que en invierno es realmente habitual que suframos gripe. Sin embargo, según la última investigación publicada al respecto, no es exactamente gripe, ya que hay otras enfermedades, como los resfriados comunes o el propio frío que hace que nuestros anticuerpos respondan peor a agentes externos los que podrían, con síntomas muy similares, estar ocultando una gripe falsa. Es decir, puede que todos los años creas pasar una gripe, pero salvo que seas una excepción a la regla recientemente demostrada, es muy probable que uno de cada cinco de esos procesos hayan sido en realidad otra cosa.

Los científicos que han publicado el estudio tienen claro que la causa de que pensemos que la gripe es una enfermedad muy común está en el uso generalizado del término para considerar prácticamente cualquier afección respiratoria, así como en el hecho de los pocos análisis que se realizan para detectar con exactitud el proceso que se sufre. El hecho de que gripes y resfriados tengan una evolución similar y podamos tratarlos con productos similares, así como con las mismas recomendaciones de descanso hace que no se hagan necesarios y que apostar por ellos, aunque revelaría científicamente la poca aparición de la gripe, supondría un alto coste para las arcas públicas o para las finanzas particulares de los centros sanitarios privados.

En el caso de niños y adolescentes, la gripe si aparece mucho más a menudo. De hecho, los datos del análisis científico aseguran que incide en ellos una vez cada dos años de media. Eso supone que los más pequeños se contagian de gripe más del doble de veces que los adultos sanos. Sin embargo, hay una explicación para el hecho, y los médicos lo relacionan con los muchos contactos que tienen con otras personas tanto por el colegio como por las actividades extraescolares o los diferentes grupos de amigos.

Prevención como clave

Lejos de rebatir la tesis de las campañas de concienciación y vacunación por la gripe, el grupo de científicos que ha llevado a cabo este estudio muestra su intención de que se mantengan, o que incluso se aumenten las campañas. La razón es sencilla. Aunque en realidad la gripe no cause los estragos que siempre nos habíamos imaginado, es una enfermedad que en ciertos colectivos sí que requiere tratamientos y prevención a medida. Además, a diferencia de lo que solemos pensar sobre ella, la gripe puede resultar mortal, con lo que hay que prestar atención al hecho de que tratarla a tiempo es clave para salvar vidas. Además, si consideramos muchas de las enfermedades que se colocan en portada y que preocupan a la comunidad científica, la mayoría tienen aún menos incidencia que la gripe, y no por eso las dejamos de lado.

Así que ahora ya sabes que lo que probablemente has sufrido este invierno no es una gripe, sino otra enfermedad respiratoria, y que aún pese a ello, debes seguir las indicaciones de tu médico y no bajar la guardia ante una enfermedad que sufrimos cada cinco años de media.

Imagen: Juan Pablo Colaso

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...