El tabaco, puede provocar impotencia

El tabaco, además de ser perjudicial para la salud, también lo es para las relaciones sexuales.
En el hombre, el fumar, puede conducir a desarrollar impotencia sexual, dificultad para obtener y mantener una erección.
En tanto en las mujeres, puede provocar infertilidad, menopausia precoz e irregularidades en el ciclo menstrual entre otras cosas.
En este post, conoceremos todos los problemas que el tabaquismo puede causar en tu organismo, visto desde el punto de vista del sexo y la sexualidad.

Así como hemos visto que el alcohol en exceso, dificulta la erección, el tabaco, ocasionaría problemas similares causando disfunción eréctil o impotencia sexual, los males más temidos y a la vez más frecuentes en los hombres.

Además de todos los trastornos para la salud que acarrea el fumar, tales como problemas respiratorios y altos riesgos coronarios, a esto se le suma el riesgo a desarrollar impotencia sexual.

El tabaco en el hombre puede producir impotencia sexual

El tabaco en el hombre puede producir impotencia sexual

Esto tiene su explicación en que la nicotina y las sustancias nocivas contenidas en el humo del cigarrillo, reducen el flujo sanguíneo, de esta forma la erección se vería dificultada.

La dificultad para obtener y mantener una erección, serían una especie de preaviso para enfermedades aún mas serias para la salud.

A esto se le sumarían problemas de fertilidad, ya que la calidad del esperma, también se vería afectada por la nicotina y las demás sustancias nocivas.


Pero para las mujeres también existen riesgos, ya que los problemas de fertilidad, los períodos irregulares, los riesgos de tener menopausia precoz y de sufrir menstruaciones más dolorosas, son los peligros más frecuentes en ella asociados al tabaquismo.

En la mujer, el tabaco también puede provocar problemas sexuales

En la mujer, el tabaco también puede provocar problemas sexuales

Esto no quiere decir que todos los fumadores sufran de estos problemas, ya que esto dependerá del organismo de cada persona en particular, lo que sí es cierto, es que el fumador, tiene más predisposición que un no fumador a desarrollarlos.

Tampoco se sabe cuál sería el límite permitido para fumar sin riesgo a que estas disfunciones sexuales se presenten, ya que se han detectado en aquellos fumadores sociales o en personas que fuman un cigarrillo de tanto en tanto, aunque seguro, correrán mayores riesgos los que fuman varios cigarrillos al día.

Desde que tengo uso de la memoria, desde la publicidad, se mostraba al fumador como símbolo de virilidad, algo que la medicina, se encargó de desmitificar y echar por tierra esa asociación tan arraigada en la sociedad.

No sé si después de leer este post, consideres la posibilidad de dejar el cigarrillo, y tampoco es mi intención hacer campaña para dejar de fumar, lo que si es importante que conozcas al menos todos los riesgos que conlleva el tabaco. De ahí en más, la decisión es absolutamente tuya.

Foto 1 de vhttp en Flickr
Foto 2 de tam jimenez en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...