En la semana mundial de la menopausia

En estos días se ha celebrado el día mundial de la menopausia y de ahí se ha desprendido que siete de cada diez mujeres sufren algún trastorno alterando su vida por ello, como pueden ser son los sofocos y las sudoraciones.

Los sofocos se manifiestan como una repentina sensación de calor y ansiedad que se localiza especialmente en el cuello y la cara, acompañados de sudoración y palpitaciones. Es la respuesta del cuerpo a la disminución de los niveles de estrógenos.


La media de duración está entre un año y cuatro y el momento puede ser durante todo el día e incluso la noche, desencadenado por diversas situaciones cotidianas, como vergüenza, un cambio repentino de la temperatura ambiente, estrés, consumo de alcohol, cafeína o cualquier bebida caliente.

Muchas mujeres no se resignan aceptar estos síntomas pudiendo suavizarlos adquiriendo nuevos hábitos de vida muy saludables e incluso tratamientos que le hacen la vida más fácil. Por ello, los especialistas matizan en la importancia de que pueden continuar con su vida cotidiana durante la menopausia, de manera que se convierta en una etapa más de su vida y no como un trauma.

También señalan que si el insomnio lo provocan los sofocos, el abordaje de los mismos mediante terapia hormonal es bastante efectivo y ayuda a mejorar la calidad del sueño. Así como otros factores como la irritabilidad, la depresión y la ansiedad, sintomatología climatérica frecuente, también pueden favorecer la aparición de dificultades para conciliar el sueño de ahí la importancia de acudir al especialista.

Imagen | vivasalud

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...