Esguince ¿sabes qué es?

¿Sabes que tienes que hacer si sufres un esguince? Si quieres unos buenos consejos no debes perderte el siguiente artículo

Problemas con un ESGUINCE

Seguro que conoces a alguien que haya tenido un esguince o a lo mejor tu misma lo has padecido alguna vez, pero ¿sabes qué es?, ¿sabes por qué se produce?

Los esguinces se producen generalmente en los tobillos, muñecas, dedos de las manos, vértebras y cervicales.Las personas que tienen mayor riesgo de sufrir un esguince son los deportistas, aunque cualquier persona puede sufrir un esguince realizando sus rutinas diarias.

Un esguince es un daño que se produce en los ligamentos que están alrededor de las articulaciones. Los ligamentos son unas fibras fuertes y resistentes que mantienen los huesos. Cuando estos ligamentos se fuerzan al realizar un movimiento brusco, la articulación se inflama y produce dolor.

Causas

Un esguince se produce cuando una articulación se fuerza a moverse a una posición que no es la suya natural. Se pueden producir por una caída, un golpe o un movimiento brusco. Suelen ir acompañados de inflamación, dolor y hematomas. Es normal que no se pueda mover la zona afectada porque el dolor es grande. En el caso de los hematomas, pueden extenderse por la zona afectada e ir cambiando de color según vayan desapareciendo. Es normal que la zona del esguince esté caliente porque hay un aumento del riego sanguíneo.

Tipos de esguinces

Los esguinces se clasifican en tres tipos según la gravedad de la lesión:

  • Tipo 1

Consiste en la distensión del ligamento sin rotura ni desgarro del ligamento. La zona se hincha y se produce dolor pero se pueden realizar movimiento s con la articulación.

  • Tipo 2

En este caso se produce la rotura total o parcial de los ligamentos. El dolor es intenso y no se puede mover la articulación

  • Tipo 3

En este esguince se produce la rotura total del ligamento y el desgarro con respecto al hueso. Se necesita un tratamiento quirúrgico para reparar los daños y suelen quedar secuelas como rigidex, fragilidad, dolores…

Tratamiento

  • Cuando se produce el esguince es necesario poner hielo envuelto en un trozo de tela en la zona afectada para rebajar la inflamación.
  • Una vez aplicado el hielo es conveniente vendar la zona afectada sin apretar.
  • Procura mantener la extremidad afectada por encima del nivel del corazón.
  • Mantén la zona lesionado en reposo y en caso de ser necesario el movimiento puedes utilizar unas muletas.
  • Para aliviar el dolor puedes utilizar ibuprofeno

Prevención

Si quieres disminuir el riesgo de sufrir un esguince los siguientes consejos te serán útiles:

  • Utiliza un calzado que te proteja los tobillos
  • Evita el calzado demasiado alto o gastado
  • Procura mantenerte en un peso saludable
  • Camina por superficies planas

Una vez que la inflamación ha bajado y el dolor ya no es tan fuerte es necesario empezar a mover la articulación en todas direcciones y en círculos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 4,00 de 5)
4 5 1
Loading ... Loading ...