¿Estás estresada?

El estrés es beneficioso en la vida para ayudarte a afrontar los cambios, el problema viene cuando dura mucho tiempo o es muy intenso….

estres

El estrés es un proceso natural del ser humano para ayudarle a adaptarse a situaciones complicadas o desafiantes, pero se vuelve perjudicial si es muy fuerte o dura mucho tiempo. De hecho, casi siempre se le considera algo malo, pero en realidad no lo es. Cuando te encuentras en esta situación, todo tu organismo adopta una actitud de estar más alerta y es capaz de detectar estímulos que de otro modo le resultarían incompresibles. Es importante que sepas que tener estrés no es malo, lo malo es no saber controlarlo y llevarlo a buen puerto.

Nuestra vida está en un constante cambio por lo que el estrés en cantidades razonables nos ayuda a adaptarnos a los cambios que la vida nos presenta. El estrés es necesario en nuestra vida, pero el problema viene cuando es muy largo o muy intenso y se ven afectadas las relaciones de trabajo y personales. Precisamente de esas situaciones queremos hablarte hoy para que aprendas a lidiar con él.

Así es el estrés

Cada persona es un mundo en sí misma. Es precisamente por ello que cada cual puede presentar unos signos de estrés diferentes a los que muestra otra persona distinta. Sin embargo, sí que es verdad que suelen existir reacciones características que se repiten en las personas estresadas. A continuación te mostramos las más típicas para que puedas saber si realmente es estrés lo que te ocurre.

  • Ansiedad, miedo, confusión
  • Olvidos, preocupación por el futuro y dificultad para concentrarse
  • Risa, llanto, aumento del consumo del alcohol o tabaco
  • Dolor de cabeza, malestar de estomago, fatiga, respiración agitada

Cualquier suceso puede generar estrés, sólo tiene que ser muy intenso,darse por largos períodos de tiempo y que la persona que lo sufre lo interprete de forma negativa. Ciertas situaciones que provocan estrés en una persona determinada, pueden resultar insignificantes para otra. Cualquier cambio en nuestra vida puede generar tensión, pero lo importante es la manera de afrontar ese cambio pues cada persona tiene una respuesta diferente.

Causas del estrés

Son muchas las causas que pueden encontrarse detrás de una situación de estrés. Las preocupaciones que tengan van a ser casi siempre el desencadenante de todas esas reacciones que hemos explicado anteriormente. Sin embargo, para que identifiques las que más comúnmente generan ese malestar, lanzamos a continuación un listado que puede serte de ayuda a la hora de identificar lo que te está ocurriendo:

  • Mucho ruido
  • Sobreesfuerzo
  • Hambre
  • Falta de sueño
  • Temperaturas muy altas
  • Exámenes
  • Problemas de pareja
  • Muerte o enfermedad de un ser querido
  • Discusiones familiares
  • Falta de tiempo para realizar el trabajo
  • Falta de ocio
  • Desempleo
  • Retos muy altos en el trabajo
  • Atascos de tráfico
  • Mudanzas u obras en casa

Como prevenir el estrés

No existen formulas mágicas para prevenir el estrés, lo mejor que puedes hacer es reducir las situaciones de sobrecarga física o mental. Para conseguirlo te serán útiles los siguientes consejos:

  • Aprende a no sobrecargarte de trabajo y si es necesario aprende a delegar en otra persona que te ayude.
  • Establece prioridades y no te preocupes de lo que no puedas controlar
  • Pide ayuda a tu familia y no intentes solucionarlo todo tu sola
  • Trata de mirar los cambios que te ocurren con actitud positiva
  • Aprende a auto-relajarte. Acuéstate en una superficie plana, coloca una mano en el pecho y otra en el estómago. Trata de coger aire mientras el estómago se hincha y expulsarlo cuando el estómago relaje.
  • Practica ejercicio físico todos los días. Procura escoger algo que te guste para que te sientas relajada mientras lo practicas.
  • Duerme lo suficiente. Si pasas muchas noches sin dormir es mejor que consulta a tu médico para que te ayude

Existen situaciones en las que es inevitable sufrir estrés, pero para que el estrés no te sobrepase, debes tratar de llevarlo de la mejor manera posible. Organízate y distribuye tu tiempo de una manera razonable para poder hacerle frente a las tareas. No huyas de los problemas, afróntalos. Descansa, haz ejercicio físico y trata de relacionarte con los demás. Probablemente todos estos consejos te parezcan razonables ahora mismo, pero la cuestión es ponerlos en práctica en esos momentos en los que el estrés te puede para salir de ese círculo vicioso. ¿Te ves capaz de hacerlo? ¡Pues a intentarlo!

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 3,00 de 5)
3 5 1
Loading ... Loading ...