Estas son las ventajas de caminar 10.000 pasos al día

Caminar es saludable, pero si además alcanzas los 10.000 pasos al día tu esfuerzo se transformará en notables cambios para tu cuerpo y ayudarás en la prevención de enfermedades.

sports a shoes female large legs running, exercising and walking, fitness

Aunque caminar es un movimiento esencial del ser humano, con la facilidad de trasladarse que ofrecen los vehículos y con puestos de trabajos sedentarios se ha reducido esta práctica a niveles casi nulos. Es importante retomar este ejercicio por el bien de la salud.

Especialistas han señalado que si al menos se dan 10.000 pasos al día el impacto en el sistema inmunológico es notablemente positivo. Los expertos del Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid y de otras instituciones de España aconsejan asumir este reto para mejorar las defensas del cuerpo.

Si tienes como meta reducir medidas y quieres ir más allá en la caminata, entonces debes engrosar el número de pasos y dar como mínimo unos 12.000, que se traducen en alrededor de 9,6 kilómetros. A partir de allí podrás comenzar a perder peso de forma apreciable si acompañas la rutina con una dieta equilibrada y saludable.

Pero si superas esa cifra y llegas a los 17.000 pasos, estarías recorriendo unos 13,6 kilómetros. De esta forma estarás realizando un ejercicio aeróbico “muy eficaz”, según afirman los fisioterapeutas.

Cuando caminamos movemos 200 músculos de los 650 que tiene cuerpo, es decir, ponemos en acción a más de un tercio de todo el sistema muscular. Por ello, si se dan más de 10.000 pasos como un hábito regular, el ejercicio puede contribuir a fortalecer el corazón y el sistema circulatorio, disminuir el riesgo de infarto y regular la presión arterial, pero también se puede evitar la osteoporosis y el sobrepeso.

Entre los 200 músculos que implica el caminar, los que más se fortalecen son los que se encuentran en los muslos y piernas, pero también los de la cadera.

Algunos beneficios de dar pasos

Además de los beneficios para la circulación de la sangre y la posibilidad de eliminar algunos kilos de más, hay muchas otras ventajas de asumir y mantener la meta de al menos 10.000 pasos diarios, entre ellas está la reducción del riesgo de diabetes.

Investigaciones han demostrado que las personas que caminan cada día tienen menos masa corporal que los que permanecen sedentarios, así que una vez que el hábito de caminar se haya tomado, al controlar el peso también se disminuye las posibilidades de padecer diabetes.

El ejercicio oxigena el cerebro y protege de la demencia. Los expertos coinciden en que los que caminan diariamente son más creativos que quienes no lo hacen porque el caminar es una actividad que evita la contracción del cerebro.

Para aliviar el estrés y la ansiedad dar los 10.000 pasos diariamente es una terapia efectiva. Así que si estás sobrecargada en tu oficina o tienes mucha presión en el trabajo sal a dar unas cuantas vueltas para relajar la mente y liberar energía.

Quemar calorías

Aunque siempre hay que calentar los músculos cuando se emprende una actividad física que requiera hacerlos trabajar o alguna rutina al que el cuerpo no está acostumbrado del todo, el riesgo de lesiones es mucho menor al caminar que el que pudiera representar otro ejercicio. Por ser una actividad natural, dar pasos no sobrecarga ligamentos ni articulaciones.

Los 10.000 pasos es un número redondo cuyo impacto puede variar dependiendo de la persona que los asuma, entre los factores que pueden influir son el peso corporal y la longitud de las piernas. Expertos en medición de actividades físicas sostienen que una mujer con piernas más largas tendrá menos trabajo en seguir esa rutina que para una persona con extremidades más estrechas. Aseguran que si tienes piernas largas, 10.000 pasos no representarán un trabajo tan exigente como sería para alguien pequeño. Por otra parte, si es una persona delgada o con sobrepeso esta diferencia también influirá en los resultados. Una persona atlética tendrá que exigirse más para notar una diferencia significativa mientras que alguien con problemas de peso verá pronto los cambios si persevera en la rutina y mantiene el ejercicio con una dieta saludable.

Para lograr resultados óptimos si se tiene como meta perder peso, el secreto es quemar unas 1000 calorías más de las que se consumen. Si se ingieren unas 7700 calorías lo ideal sería quemar 8800 para bajar al menos un kilo por semana aproximadamente.

Para hacer un cálculo más o menos personalizado, que dé resultados según tu peso corporal y la meta que te propones caminar puedes seguir esta fórmula: Multiplicas tu peso por los kilómetros que has recorrido y por el factor 0,73. De esta manera, si pesas 60 kilogramos y has llegado a los 10 kilómetros habrás quemado unas 438 calorías.

Foto: © maxximmm1

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...