Falsos mitos de nuestra alimentación

En los días festivos o acontecimientos especiales comos los banquetes de bodas se cometen excesos alimenticios a granel y es en esos momentos cuando más comentamos con amigos y conocidos sobre temas gastronómico. Pero, ¿cuánto sabemos realmente? He aquí una serie de falsos mitos (y otros verdaderos) sobre alimentación. Tomad nota:

mariscos semi preparadosEs falso que los crustáceos son muy calóricos. Al ser un alimento consumido casi en exclusiva en celebraciones y banquetes, tienen fama de perjudiciales, pero los crustáceos son muy buenos para la salud. Vieiras, langosta, camarón, langostino, los frutos del mar son poco calóricos (100 kcal/100 g) y ricos en agua (70%), en proteínas, en vitaminas y en minerales (calcio, magnesio, cinc).
Por lo que se refiere a la ostra, es muy rica en sales minerales y es aún menos calórica que sus colegas con cáscaras. Solamente aporta 60-70 kcal cada 100 g. Es especialmente rica en hierro, pero también en magnesio, potasio, cobre, calcio, fósforo, sodio, flúor, yodo y zinc. De hecho es uno de los pocos alimentos en los que el contenido de este último mineral puede observarse a simple vista. En cuanto a vitaminas aporta una interesante cantidad de vitamina B12.

El caviar es rico en Omega 3. Cierto, es muy rico en ácidos grasos poli insaturados (con varios doblen enlaces) que son indispensables para la fluidez de las membranas celulares y responsable del equilibrio lipídico en la sangre. Estos pequeños huevos están llenos de fósforo, proteínas y vitamina D, que permite la fijación del calcio en los huesos. Pero atención: el caviar debe consumirse con moderación ya que es bastante calórico (en torno a 253 kcal cada 100 g).

salmon a la parrillaEl salmón es malo para la salud: otra falsedad. Los escandinavos lo consumen con una rodaja de limón y pimienta molida: el salmón es un pescado un tanto calórico a causa de su contenido en grasa, pero ésta tiene un papel protector para el organismo puesto que son ricas en Omega 3, que protegen el corazón y los vasos sanguíneos. Por lo tanto, el salmón es un pescado que actúa contra el colesterol y que protege del cáncer. Rico en vitaminas A y B, el salmón cubre también nuestras necesidades de vitamina D y de minerales, puesto que es rico en potasio y en fósforo. Pobre en sal y en calcio, es importante no dejarse engañar por salmones de mala calidad, a menudo excesivamente salados.

Lo que sí es verdad es que el pavo es menos graso que el capón. Pobre en calorías y en colesterol, el pavo es un alimento que aporta muy pocas grasas. Además es rico en proteínas de alto valor biológico, en vitaminas del grupo B y en minerales, contrariamente al capón que es muy graso. Aún así la piel debe retirarse, porque es el lugar donde se almacenan los lípidos.

pavo relleno a las mil cosasOtra verdad en cuanto a comidas copiosas es que es preferible sustituir un postre a base de azúcares refinados por uno a base de fruta. No hace falta explicar que las tartas suelen ser poco saludables desde el punto de vista energético y su perfil lipídico es elevado, en la mayoría de ellas encontramos unas 500 calorías por bocado. Es pues, preferible sustituir el helado de crema por uno a base de frutas, ¿por qué no sorprender a los comensales con una maravillosa macedonia de frutas frescas?

Una opinión muy extendida, aunque poco acertada es aquella que dice que el cava no engorda. Una copa de este vino espumoso corresponde a 70 calorías y su contenido en potasio es dos veces mayor que en el vino tinto. Cargado de calorías, el cava es con todo rico en antioxidantes, y más concretamente en ácido fenólico, conocido por ser protector celular de los daños causados por los “radicales libres”, moléculas que pueden dañar nuestros tejidos. En cualquier caso para las fiestas de fin de año es preferible el alcohol de calidad a las mezclas de licores. Bebe con moderación, es tu responsabilidad.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...