Fortalecer nuestras defensas

Los deportistas más que ninguna otra persona saben de la necesidad de una buena salud para no ser infectados por virus y bacterias

Son muchos los factores que influyen en el estado inmunitario del deportista y, por tanto, en el riesgo de ser infectados por un virus o una bacteria. Por un lado, está el estado de salud del sujeto y su nivel de acondicionamiento físico. Por otro lado, la intensidad, la duración y la frecuencia del ejercicio. De la relación que exista entre estos factores, así como de otros neuroendocrinos y alimenticios, depende el número y la función de los leucocitos, protagonistas del sistema inmunitario.

Fortalecer las defensas es básico para los deportistas, sobre todo

Ahora bien, el ejercicio físico, en sí mismo, es un estrés que inevitablemente conlleva una disminución temporal de las defensas. Numerosos estudios demuestran que dos horas después de haber hecho deporte de forma intensa se produce una disminución de la actividad inmunitaria. Este proceso se conoce como la «ventana abierta» y comprende un período que va de 3 a 72 horas en el que el organismo es susceptible de contraer una infección.

¿Cómo debe ser nuestra alimentación para mantener las defensas? Una alimentación que aporte todo lo que necesitamos para las defensas deberá incluir:

  • Vitamina C: podemos encontrar en el kiwi, mango, piña, caqui, cítricos, melón, fresas, pimientos y tomate.
  • Vitamina E: presente en cereales de grano entero, pan, arroz, pastas integrales, aceite de oliva (principalmente, el virgen extra de primera presión en frío), vegetales de hoja verde y frutos secos.
  • Vitamina A: Betacarotenos: presentes en verduras de color verde o de colores rojo, naranja y amarillento, y algunas frutas (albaricoques, cerezas, melón y melocotón). Flavonoides: son en verduras de la familia de la col, verdura de hoja verde, frutas rojas, moradas y cítricos.
  • Hierro: encontramos en el hígado, carne, pescado y huevos.
  • Zinc: las fuentes alimentarias en las que podemos encontrar son el marisco, semillas de calabaza, quesos curados, legumbres, frutos secos, cereales completos, carnes, pescado.

Para ayudar a reforzar la respuesta inmunitaria podemos consumir complementos alimenticios como el extracto de ajo envejecido. Este extracto se obtiene mediante un proceso exclusivo y natural de envejecimiento que favorece la modificación de algunos componentes del ajo crudo que resultan desagradables y que pueden ser irritantes para el sistema digestivo. El resultado final del envejecimiento es un producto estable, seguro y sin olor, que sirve de ayuda para reforzar la actividad de las defensas.

Consejos para mantener las defensas fuertes
Cuidar de nuestro sistema digestivo: el 70-80% de nuestras defensas están en el intestino. Seguir una dieta rica en fibra y añadir el consumo de prebióticos y probióticos nos permitirá mantener la flora bacteriana del sistema digestivo saludable. De esta manera, estaremos reforzando también nuestro sistema inmunitario.

Seguir una dieta rica en fruta y verdura, para aportar todas las vitaminas y los minerales que intervienen en la actividad de las células del sistema inmunitario.

Utilizar nutrientes naturales que ayudan a aumentar la actividad de las defensas, como el ajo o la jalea.

Respetar los días de descanso. Debemos tener en cuenta que el descanso, las horas de sueño y la calidad de éste son elementos clave para poder restablecer todas las funciones después de los entrenamientos y los objetivos.

Foto: Brighton photographer

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...