Fuente natural con Ginkgo biloba

fuente-natural-con-ginkgo-biloba

Es sabido que desde hace casi 5,000 años el árbol de Ginkgo biloba era considerado como sagrado por los monjes chinos y que ya en aquel entonces era utilizado para preservar las funciones mentales. Y hoy en día se cultiva extensamente en China, Japón y muchos países de Europa y en los Estados Unidos como medicina natural.

En la actualidad está comprobado que sus componentes antioxidantes naturales retardan los efectos del envejecimiento, entre algunas de sus múltiples propiedades ya que el ginkgo puede ayudar a mejorar el tiempo de reacción en pruebas de memoria y que puede ayudar a mejorar las capacidades mentales de personas de edad avanzada.


Junto con los flavonoides, lo convierten en un potente antioxidante que protege a las células frente a los efectos perjudiciales, de la oxidación provocada por los radicales libres, que es la causa subyacente de toda degeneración en el organismo incluyendo la pérdida de neuronas y la obstrucción de los vasos sanguíneos en el cerebro, el corazón y las extremidades.

Para su conservación se utiliza el extracto de las hojas, que se recolectan en otoño, y que una vez secas, se trocean y se conservan en saquitos herméticamente cerrados.

Ginkgo biloba está indicada, siempre bajo la prescripción de un médico o profesional facultativo, principalmente para el alivio sintomático de los trastornos circulatorios leves cerebrales (vértigos, mareos) y de las extremidades (calambres y sensación de frío en las piernas).  Así como puede ser también útil en el tratamiento de enfermedades vasculares como la flebitis o las hemorroides.

Se puede obtener en comprimidos, bolsitas para infusión, tintura, baños, en cataplasmas y gotas.

Imagen | Arenamontanus

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...