Fuerza de voluntad para ganarle la batalla a los kilos

Aparentemente hay personas con más voluntad que otras, pero todas llevamos esa fuerza interior que nos permite alcanzar logros. Solo hay que saber cómo activarlas y motivarte de manera correcta para que no te vuelva a fallar y ganarle la batalla a los kilos.

Los estudios del comportamiento humano dice que la fuerza de voluntad es la capacidad de resistir una determinada tentación y de estar concentrada en una tarea que, a ese persona, le parece exigente. Por ello, uno de los estudios más reciente sobre ella asegura que pensar que es un recurso limitado y que una ha nacido con menos voluntad que las demás es el peor enemigo de esa persona. La investigación viene a decir que repetirse a una misma que si se puede lograr algo y que la fuerza de voluntad no se agota provoca que se consiga el objetivo perseguido.

Por lo tanto, adelgazar no es una tarea difícil ni tampoco imposible. Aunque lo hayas intentado en repetidas ocasiones y ahora mismo tengas la sensación de que nunca te funcionará una dieta. Precisamente lo que no falta son ganas porque sí deseas lograrlo y tienes empeño y sin embargo algo te falla, seguramente tú necesitas algo concreto y distinto a lo que vienes hacer para perder esos kilos.

Lo ideal por lo tanto es elaborar un plan y lograr que tu mente no te traicione. Y ¿cómo se consigue? Sobre todo sin autocastigarte cuando el objetivo no lo consigas o si te saltas la dieta algún día. Ya que caer en la tentación alguna vez no significa que hayas fracasado en el intento. Admite tus fallos, pregúntate qué ha pasado y qué ha podido influir y sobre todo seguir manteniendo la actitud y fuerza de voluntad.

Concienciarte que todo depende de ti. Más que cualquier ayuda externa, el verdadero milagro es tu propio empeño. Confiar a ciegas por ejemplo, en los alimentos light o bajos en calorías no es ninguna solución. Ayudan porque te aportan menos calorías que su equivalente, pero no van a compensar tus excesos.

La comida no es un castigo, perder los kilos que te sobran y que seguramente te están quitando salud, energía y autoestima .. tampoco. Lo único que tienes que hacer es adecuar la cantidad a tus necesidades. Nadie te va a prohibir tomar un bollo dulce de vez en cuando y darte ese permiso es fundamental para ganar cada vez más voluntad. Porque reprimirse constantemente es lo que hace que caiga la voluntad.

Te puedes marcar metas diarias. Ya que dicen los expertos que es conveniente apuntar tus metas, las veces que sea necesario, forma parte del proceso mental de comprometerse a cumplirlo: ‘adelgazar 6 kilos’, por ejemplo. Cuando más ambiciosa sea la meta, más tendrás que esforzarte. Pero también es importante que te marques pequeñas metas diarias.

Imagen | ruurmo

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...