Grasas muy saludables ¿Quién dijo que todos los lípidos eran malos?

Aunque los lípidos son siempre un problema para mantener la figura, hay un montón de grasas con beneficios para la salud a las que echamos un vistazo a continuación

almendras

Hoy volvemos a hablar de nuevo de salud y en este caso lo hacemos con referencia a esos alimentos que es muy recomendable comer por el hecho de las propiedades que tienen para nosotras, pero que en realidad en muchos casos no conocemos sus beneficios, ni tampoco los asociamos a lo más positivo precisamente porque son más conocidos por ser grasas, y por tanto engordan, obviando todas las propiedades asociadas a ellos. Así que a continuación vamos a intentar darle la vuelta a la tortilla y conseguir precisamente ver parte de esas grasas saludables con otros ojos, porque aunque casi todas las dietas las prohiban, los lípidos son igual de necesarios que los demás nutrientes para mantener nuestra salud y una alimentación adecuada.

Grasas muy saludables ¿Quién dijo que todos los lípidos eran malos?

La realidad es que con el efecto verano, y aún muchas de nuestras lectoras intentando mantener la dieta y no caer en excesos, agrupamos todas las grasas en lo malo, y nos olvidamos de que cuando hablamos de evitar los lípidos nos referimos sobre todo a las grasas industriales que suelen ser las más dañinas y las que engordan, así como las grasas naturales de carnes muy pesadas que aumentan de forma considerable el nivel del colesterol. Así que para darnos un buen capricho, y no sentirnos nada mal en eso de comer lípidos por las propiedades que tienen, hoy echamos un vistazo a esta lista siguiente en la que vemos algunos de los productos que deberíamos aumentar su consumo, y que se engloban dentro de la categoría de grasas:

  • El aguacate: tengo que reconocer que es uno de is productos vegetales favoritos, y que nunca falta en mi casa. Comerlo en ensalada es perfecto, aunque creo que he probado todo tipo de recetas con él, y en todas está delicioso. Entre sus nutrientes más destacados tenemos a la vitamina E que ayuda a mantener la piel y las uñas en su punto más saludable. En cuanto a las grasas que contiene, cabe destacar que se ha demostrado que son muy beneficiosas a la hora de mantener el nivel justo de azúcar en sangre y por su gran cantidad de fibra es perfecto para favorecer el buen funcionamiento del intestino.
  • Almendras: aunque todos los frutos secos suelen asociarse a un alto contenido graso, también vienen con una gran cantidad de beneficios que nos ayudan a conservar nuestro corazón en buena forma. Las almendras no son una excepción a esta norma, y para quien sufre de problemas de corazón se recomienda tomarlas diariamente en forma de aperitivo a media mañana o media tarde. Conviene eso sí, no abusar, porque su contenido calórico es importante. Pero si te gustan, hasta media docena podrías incorporar a tu dieta habitual sin notar la parte mala de los lípidos que contienen y sacando partido de todos los beneficios que te ofrecen.
  • Pipas: aunque le damos muy poca importancia, lo cierto es que son un fruto seco más. Lo único malo de las que consumimos de forma habitual es que tienen sal en exceso, aunque son muchas las marcas que ya las comercializan con bajo contenido de sodio, y que resultan mucho más saludables. El pequeño aperitivo viene cargado de fibra y de grasas que favorecen el sistema cardíaco reforzándolo. Además añaden un aporte extra de vitamina E y zinc, favorables para nuestro organismo. Lo mejor es consumirlas sin pelar, porque acabarás por saciarte antes y evitarás abusar de ellas.
  • El aceite de oliva: creo que es el favorito de cualquier dieta mediterránea y aunque hubo una época en la que no se recomendaba, a día de hoy casi todos los expertos coinciden en que es el más favorable para todo. Su aporte extra de vitaminas, junto con el hecho de que favorece el tránsito intestinal, son un aliciente para utilizarlo siempre que podamos. Por si fuera poco está demostrado que ayuda a reforzar el corazón y se considera el aceite comestible más saludable de todos los que nos encontramos en cualquier supermercado.
Como has podido ver en realidad hay muchas grasas que son favorables y que además es recomendado su consumo, muy a pesar de que siempre que hablamos de lípidos nos entre el pánico porque les echamos la culpa de esos quilos de más, cuando los responsables de ellos son otros, sobre todo los malos hábitos de alimentación o consumir en excesos grasas industriales que tienen a tener solo la parte mala de estos tipos de alimentos ricos en grasas.

Imagen: Manel

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...