Guía para entender la leche en el mercado

La leche es uno de los alimentos más completos del mercado. Sin embargo, hay muchos mitos falsos sobre ella en el mercado. Hoy te proponemos una guía con la que entenderlo todo.

leche

La leche cruda de vaca es un líquido blanco amarillento que posee una gran importancia en la alimentación humana. La leche cruda no se destina de forma directa al consumo humano, sino que se somete a diferentes tratamientos térmicos para llevarla luego a tu mesa. Sobre la leche se ha dicho mucho en los últimos tiempos calificándola como un alimento poco recomendado para las personas. En realidad, eso es un mito que está relacionado con la lactosa y que ya hemos explicado en otras ocasiones en nuestro blog. Pero hoy te proponemos una guía completa sobre este ingrediente.

El consumo de leche se remonta a la época en que los primeros pobladores dejaron de ser nómadas y se convirtieron en sedentarios, cultivando las tierras y alimentando a los animales cerca de sus casas. La leche de los animales la guardaban en pieles o ubres de animales y las bacterias existentes en ellas la hacían fermentar. Es en ese momento, cuando descubrieron los derivados lácteos. Hoy en día, las vacas se ordeñan de manera automática, de modo que la leche se somete a refrigeración de forma inmediata. Toda la leche re recoge en un tanque refrigerado y de los tanques se pasa a los camiones también refrigerados, que la transportan a la planta procesadora. ¿Y qué más ocurre hasta que llega al supermercado donde la compras?

Tratamientos a los que se somete la leche

En función del tratamiento térmico que recibe la leche puede ser: pasterizada, esterilizada o UHT. A continuación te explicamos lo que significa cada uno de los procesos y por qué se obtiene una leche diferente.

Leche pasterizada

La leche es sometida a un tratamiento térmico durante un tiempo necesario para destruir los microorganismos patógenos pero no sus esporas. No se considera un producto de larga duración por lo que debes mantenerla en la nevera y consumirla en un plazo de 2 o 3 días. La compras como leche fresca.

Leche esterilizada

La leche se somete a altas temperaturas durante un largo tiempo. Se destruyen los microorganismos patógenos y sus esporas. La leche obtenida es de larga duración. Puede conservarse durante 5 o 6 meses. Una vez abierto el envase, debes conservarlo en la nevera y consumirlo en menos de 3 o 4 días. En el proceso se pierden vitaminas y aminoácidos.

Leche UHT

Es la leche que se somete a temperaturas muy elevadas durante un tiempo muy corto. Las propiedades de la leche se mantienen intactas. Se conserva unos 3 meses a temperatura ambiente con el envase cerrado. Una vez abierto el envase debes conservarlo en la nevera durante 4 días como máximo.

Tipos de leche según la grasa que contiene

Pero la clasificación anterior no es la única que diferencia a las distintas leches del mercado. El contenido en grasa es otro de los valores a considerar antes de elegir la leche ideal para ti.

  • Leche entera: Es la que tiene mayor contenido de grasa láctea, contiene 3,2 gramos por 100 gramos de producto.
  • Leche semidesnatada: Su contenido de grasa láctea oscila entre 1,5 y 1,8 gr por 100 gr de producto. Su valor nutritivo disminuye por la pérdida de vitaminas A y D Muchas marcas comerciales suelen añadirle las vitaminas perdidas
  • Leche desnatada: Su contenido en grasa es mínimo Pierde las vitaminas durante el proceso, pero luego se las añaden las marcas comerciales.

¿Por qué deberías tomar leche?

  • La leche aporta el calcio necesario para la formación de huesos y dientes.
  • Durante la infancia es aconsejable consumir leche entera porque conserva las vitaminas A y D ligadas a la grasa.
  • Durante la edad adulta también es aconsejable un consumo adecuado de leche para favorecer la masa ósea y así prevenir las fracturas y la temible osteoporosis.
  • Las mujeres deben consumir leche durante el embarazo, la lactancia y la menopausia.
  • La leche además de calcio, vitaminas y grasa también contiene triptófano que es un aminoácido que induce la producción de serotonina que proporciona efectos calmantes y nos da sueño. Es por eso que tomar un vaso de leche antes de acostarse relaja y ayuda a dormir.

Pero a pesar de sus propiedades hay personas que tienen alergia a la leche, e intolerancia a la lactosa. En ese sentido, es importante considerar las desventajas para estas personas de poder consumir los lácteos en su estado original.

Alergia a la leche

Tienen alergia a la leche las personas con una hipersensibilidad a las proteínas de la leche. La reacción alérgica puede provocar rinitis, diarrea, dermatitis o asma. Estas personas deben sustituir la leche de vaca por otros productos que no les provoquen alergia como la leche soja, de avena…

Intolerancia a la lactosa

Estas personas son incapaces de digerir la lactosa porque no poseen la enzima que la hidroliza, la lactasa. Hoy en día se comercializan leches libres de lactosa.

La leche también se puede consumir en forma de derivados como queso, yogures, natillas, flanes, cuajada, nata, mantequilla… Y a ti, ¿Te gusta la leche? ¿Conocías de verdad todas las ventajas de este producto?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...