Hábitos que pueden dañar tus huesos

Hay muchas costumbres cotidianas en apariencia inocentes y que no están relacionadas con tus huesos, pero que pueden acabar dañándolos. Por lo tanto no caigas en la trampa.

A nadie se le escapa que el calcio y la vitamina D son básicos para nuestra salud ósea. Y tampoco que el tabaco, alcohol en exceso y la falta de ejercicio los perjudica. Sin embargo, hay otros hábitos que crees inofensivos, como un calzado incómodo o coger mal el teléfono, que pueden provocarte molestias e incluso afectar a tu esqueleto.

Usar un calzado ajustado oprime los huesos y la piel. Ponértelos de este modo puede llevarte a tener molestias y daños en tus huesos. Cómprate zapatos cómodos. El ideal para uso diario es el calzado con suela de cuero, talón de caucho y punta ancha, que sujete la parte anterior del pie pero sin llegar a oprimir.


Al andar sobre tacones altos desplazas el cuerpo hacia adelante y obligas a los dedos y antepié a soportar todo el peso, provocando dolor. Pueden perjudicar a la columna y rodillas. Además ocasionan daños en el hueso del tacón. Tampoco se recomienda que sea plano del todo. Lo ideal es un tacón medio alto.

Por otro lado una buena manera de ajustar el zapato es que lleve cordones, porque con ellos puedes regular que se adapten bien a tu pie sin llegar a oprimirlos. Por otro lado, al vestirte puedes adoptar posiciones forzadas para la espalda. Para ponerte calcetines o atarte los cordones, siéntate, cruzando la pierna sobre la contraria y mantén la espalda lo más recta posible. No te agaches sin flexionar las rodillas porque perjudicas tus lumbares.

En cuanto a los cinturones hay que tener cuidado sobre todo si tienes sobrepeso. En personas con kilos de más, el cinturón puede oprimir demasiado la zona lumbar y acabar dando molestias que llegan a la cadera. Por eso en estos casos se recomienda llevar mejor que cinturón, tirantes.

Por otro lado cuando no trabajes o llegue el fin de semana puedes descansar pero eso no significa no hacer nada. Se suele abusar del reposo del fin de semana. Para los huesos no es bueno estar parada. Lo ideal es no frenar por completo y hacer actividades diferentes a la rutina diaria incluyendo ejercicios aunque sea un simple paseo.

Por otro lado tampoco es recomendable pasar de cero a cien. Es fatal pasar de una inactividad deportiva cinco días a una actividad desenfrenada sábados y domingo. Lo mejor es dosificar el ejercicio durante toda la semana y así evitarás posibles molestias y lesiones.

Imagen |  IHQ

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...