Infusiones como fuente de salud

Las infusiones son bebidas compuestas por muchos nutrientes ricos en propiedades que aportan muchos beneficios para nuestro cuerpo. No todas las infusiones comparten las mismas características, por lo que es importante saber qué cualidades nos transmitirán para saber cuál tomar en qué ocasión.

Las infusiones son bebidas compuestas por muchos nutrientes ricos en propiedades que aportan muchos beneficios para nuestro cuerpo. No todas las infusiones comparten las mismas características, por lo que es importante saber qué cualidades nos transmitirán para saber cuál tomar en qué ocasión.

¿Conoces los beneficios de las infusiones más comunes del mercado?

Sin duda alguna, ya conocemos el mito de que beber mucha agua es muy beneficioso para la salud, pero sin embargo, se habla poco de los beneficios para la belleza interior y exterior de las infusiones. Adquiriendo el hábito de beber diariamente infusiones, nos estaremos valiendo de una terapia de fitoterapia y estaremos mejorando nuestro bienestar.

A continuación os contaremos los beneficios de las hierbas o infusiones que podréis tener más a vuestro alcance sin olvidar de que existen mucha otras.

  • Manzanilla: La manzanilla resulta muy beneficiosa como relajante, por lo que la pueden tomar desde niños hasta mayores ya que no contiene teína, y facilita la digestión. Lo bueno de las infusiones es que las puedes mezclar para conseguir un sabor más exótico y también para aumentar los beneficios. Puedes agregar un trozo de fruta para aumentar su aroma.
  • Canela: La canela se caracteriza por contener minerales, vitamina C y calcio. Tomarte una tacita de esta aromática infusión te puede ayudar a mejorar tu tránsito digestivo, tu sistema respiratorio y la circulación. Pruébala también contra los dolores menstruales y ya verás qué bien sienta.
  • Tomillo: Esta infusión que huele a prado y a campo es muy aconsejada para constipados y problemas en los conductos nasales y respiratorios, ya que ayuda a despejar y a abrir las vías. Si se combina con miel y limón los resultados serán aún mejores.
  • Té verde: Era una desconocida para nosotros hasta hace unos cuantos años y ahora en todos los supermercados y restaurantes es muy fácil encontrarla. El té verde posee propiedades excelentes de antioxidantes, anticancerígenos, previene de la retención de líquidos, ayuda a la limpieza interior, es buena para la salud de tu corazón y disminuye el colesterol. Aunque su sabor te pueda disgustar en un principio, si se añade un poquito de hierbabuena o de miel seguro que os gustará más.
  • Té rojo: Esta exquisita infusión ha llegado a nosotros desde China, donde el consumo de tés y de infusiones de hierbas es mucho mayor que en España. Se caracteriza por tener muy poca teína, por lo que te puedes tomar una taza por la tarde sin tener miedo a no pegar ojo. El té rojo también es muy bueno como antioxidante, como depurador de la sangre y para facilitar la digestión.
  • Boldo: Puede que esta infusión os suene menos, pero eso no quiere decir que no sea tan buena como las anteriores. Una taza de boldo te aportará defensas contra hepatitis, te facilitará la digestión y la eliminación de líquidos cuando os sentís hinchados. Como modo de limpieza interior es muy buena, ya que arrastra con todos los residuos del hígado de la vesícula.
  • Cola de caballo: Te van a fascinar las propiedades de la cola de caballo: elimina líquidos, es rejuvenecedora y ayuda en la absorción de calcio, por lo que es una medida buenísima para prevenir la osteoporosis. La dosis de esta infusión debe de ser moderada ya que contiene nicotina, lo que hace que niños y mujeres embarazadas no la puedan tomar. Pero para el resto de vosotros, una tacita de cola de caballo de vez en cuando es muy beneficiosa.

Fuente: A Beauty and Healthy Life
Imagen: RoHerreraP en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...