La adición a las nuevas tecnologías

El uso de Internet nos facilita la vida siempre y cuando hagamos un uso racional de él. Pero, si el uso es abusivo puede generar dependencia que luego es muy difícil de abandonar. Si quieres conocer todo sobre este problema, el siguiente artículo puede ayudarte.

Adictos a las nuevas tecnologías

Seguro que te ha pasado, vas caminando por la calle y ves a una o varias personas mirando para el teléfono móvil y no levantan la vista de él ni para cruzar la calle. Las nuevas tecnologías nos facilitan la vida pero si hacemos un mal uso de ellas podemos empezar a desarrollar algún comportamiento adictivo. En nuestro país se calcula que aproximadamente entre un 6 y un 10% de los usuarios de Internet pueden desarrollar una conducta adictiva y entre los rangos de población, los adolescentes son los más vulnerables.

Las nuevas tecnologías ayudan a escaparse de la rutina de todos los días, lo malo es cuando uno se sumerge en un mundo que no existe y huye de amigos y familiares para adentrarse en la soledad de Internet. Los jóvenes son más proclives a sumergirse en esta soledad de Internet pues se encuentran en un proceso de formación de la personalidad. Los adultos también pueden convertirse en adictos a las nuevas tecnologías y engancharse a Internet olvidándose de salir y de compartir su tiempo con las demás personas.

Como prevenir la adición a las nuevas tecnologías

Las nuevas tecnologías están presentes en nuestras vidas a todo momento pero, es cuestión nuestra saber cuando hay que desconectarse para prevenir futuras adiciones.

  • Fija horarios: hay que ponerse horarios, es necesario aprender a desconectar en las horas de las comidas y cuando estamos hablando con la familia y con los amigos.
  • Establece tiempo para los juegos: si te gusta pasar el tiempo en los videojuegos procura que el juego no te quite tiempo para hacer tus deberes diarios. Si es tu hijo el enganchado a los videojuegos trata de establecer un horario de juegos.
  • Procura mantenerte ocupada: de esta forma las nuevas tecnologías no van a ocupar tu vida. En cuento a los niños o adolescentes, lo mejor es que salgan a compartir su tiempo con los amigos o que se apunten a realizar actividades en su tiempo libre.
  • Desconfía de quien conoces por Internet: recuerda que las personas que conoces por Internet pueden darte una identidad falsa y en relación con tu hijo procura enseñarle que no debe quedar con ningún desconocido ni tampoco suministrarle datos personales.

La adición a Internet: síntomas y problemas

Síntomas de tener adición a Internet

Los siguientes síntomas pueden demostrar que presentas una adición a Internet.

  • Aislamiento de la familia y amigos: encerrándose en una misma y pensando solo en conectarse a Internet.
  • Cambio de rutinas de vida: para vivir centrada en conectarse a Internet.
  • Cambio de carácter y de humor: el carácter se vuelve más irascible al no poder entrar en Internet.
  • Ansiedad: que aparece en caso de no poder conectarse a Internet.
  • Perder la noción del tiempo en Internet: el tiempo que se pase conectada a Internet parecerá muy poco.
  • Levantarse al baño a media noche y conectarse a la red: aprovechar cualquier momento para entrar en Internet.
  • Evitar el problema: contestar mal cuando un amigo o un familiar te llama la atención sobre el problema.
  • Creación de un mundo de fantasía: incluso inventarse una identidad ficticia para mejorar el estado de ánimo.

Problemas de salud relacionados con la adición

Son varios los problemas de salud que pueden provocar esta adición: dolores de ojos, de cabeza y de espalda por la cantidad de horas que pasan conectados a la red; sedentarismo; ganancia de peso o incluso obesidad; irritabilidad; trastornos del sueño; y, tendencia al aislamiento y a la soledad

El abuso de las tecnologías genera dependencia y síntomas de abstinencia parecidos a los que producen las sustancias psicoactivas. En estos casos se debe buscar la ayuda de un psicólogo o un psiquíatra para poder tratar este importante problema.

Terapia

Estar enganchada a Internet también puede ocultar un problema de depresión. Internet mejora el estado de ánimo de la persona en un primer momento pero, con el tiempo la situación se complica y el estado de ánimo se vuelve negativo.

La dependencia de Internet puede deberse a una depresión anterior o, en el caso contrario, que esta adición genere la depresión. De una manera o de otra, la persona termina dándose cuenta que se ha convertido en un esclavo de la red y comienza a padecer un sentimiento de culpa y de vergüenza. Normalmente, cuando la persona admite que es un adicto ya ha perdido muchos aspectos importantes de su vida como trabajo, amigos o incluso la familia.

  • Reconocer la enfermedad: el primer paso para librarse de esta adición es reconocerla.
  • Recibir ayuda: los familiares y amigos no deben recriminar sino ayudar.
  • Cambio de actividades: inicio de actividades diferentes sobre todo a las horas en que la conexión a Internet era mayor.
  • Tratar la depresión: en el caso de que la adición conlleve una depresión, lo mejor es curar primero la depresión y afrontar la adición cuando el estado de ánimo de la persona afectada mejore.

Recuerda que aunque las nuevas tecnologías nos ayudan mucho en nuestra vida diaria, no es conveniente abusar de ellas ya que sino pueden aparecer problemas de adición.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 3,00 de 5)
3 5 1
Loading ... Loading ...