La meditación una buena terapia contra el estrés

meditacion-contra-el-estres

Como decía en el artículo anterior se puede combatir el estrés de una forma natural y sin mucho esfuerzo.

Todos hemos oído alguna vez hablar de la meditación, muchos, quizás relacionan la meditación con alguna creencia o filosofía, o incluso algo ‘raro’. Y simplemente  meditación significa relajar la mente y ello, no tiene nada de raro.

Sus beneficios son múltiples entre ellos, controla el estrés, mejora la memoria, aumenta el rendimiento y nos permite tomar conciencia de nuestro cuerpo, disminuyendo la ansiedad, pero sobre todas las cosas nos permite explorar nuestro interior.

Hay muchas técnicas para meditar que cada personava buscando y adquiriendo hábitos para ello, pero para empezar a tener un conocimiento de ella, tan solo basta aprender la fórmula más simple y sencilla.

Lo primero que tenemos que hacer es callar esa vocecilla que tenemos en nuestro interior que nos dice siempre lo que hay que hacer o no nos deja desconectar de nuestras preocupaciones y para lograr acallar nuestra mente debemos recuperar las capacidades que tuvimos de niños y perdimos en la vida adulta.

Lireralmente hacernos los suecos. Fuera de todo ruido, bien acostados o sentados, con música o sin ella aunque una música suave ayuda mucho a concentrarnos, tampoco importa que las primeras veces te duermas, es señal que lo necesitabas.

Tampoco hay que tomárselo como una obligación hay que buscar el momento o ese tiempo para nosotros, sin obsesionarnos, sólo tenemos que concentrarnos en el desarrollo del proceso, recordando que el objetivo es acallar la mente y conseguir el silencio interior. No importa el tiempo que tardes en conseguirlo.

Nos concentramos igualmente en la respiración, si te concentras solo en ella, lograrás dejar atrás otros pensamientos. Coloquemos una mano por encima del ombligo y la otra sobre el tórax, inhalamos lentamente tratando de levantar el estómago, y notaremos como los pulmones se llenan de aire, a la vez que retenemos el aire un segundo expulsamos el aire lentamente hasta que el estómago regrese a su lugar. Así durante unos minutos concentrados solo en la respiración y vamos ampliando los segundos de inhalación y expulsión, 4, 6 y hasta 8 segundos, aunque no hay que forzar la capacidad pulmonar. Ni es un maratón de, a ver cuánto aguanto.

Lo importantes es, que mientras hacemos estas respiraciones, nuestra mente no piensa en otras ‘cosas’ o preocupaciones diarias. A medida que vayas practicando irás experimentando nuevas sensaciones y sobre todo conseguirás un equilibrio mental. Además merece la pena desconectar diariamente 15 ó 30 minutos de los problemas.

Este es uno de los métodos más sencillos para comenzar en el mundo de la meditación con ello a medida que lo vayas practicando, notarás que:

  • La meditación permite aclarar la mente.
  • Sus objetivos es conseguir el silencio interior, que tanta falta muchas veces y tendrás las ideas más limpias.
  • Mejoraras en tus decisiones, serás más objetivo, aprenderás a ver la vida desde otra perspectiva, y conseguirás calmar tu mente.

Cuando te enfrentes a situaciones cotidianas que te producen estrés, tómate unos minutos de respiración y olvídate del mundo. No tienes nada que perder y sí mucho que ganar en salud.

Imagen | Flickr

Más en Centromujer | ¿Qué es el Feng Shui? , Medicina occidental y medicinas naturales ,

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...