La mejor manera de tranquilizarte es comiendo lechuga

Si bien pensamos que es uno de los alimentos que menos calorías aporta a nuestra dieta, también tiene muchas más propiedades como puede ser un tranquilizante natural.

En las hojas la lechuga tiene grandes vitaminas

La lechuga, desde el punto de vista alimentario, es apreciada por su frescura, gran digestibilidad y contenido en agua, un 95% de su peso, depura el organismo y otra particularidad muy importante, calma los nervios.

Aunque se trata de una hortaliza barata, no hay que desaprovechar las hojas externas de la lechuga, puesto que es en ellas donde se concentra el mayor número de vitaminas y minerales. Tampoco deseches el tronco porque es la parte con mayor contenido en lactucina, un tranquilizante natural que disminuye las palpitaciones, reduce el dolor y combate el insomnio.


También para las palpitaciones puedes poner 5 gramos de lechuga en ¼ de litro de agua, preparada una infusión y tomar 3 tazas diarias. También si padeces de insomnio puedes preparar una infusión hecha con una lechuga entera en medio litro de agua y tomar una taza antes de irte a dormir.

Tiene más beneficios como mejorar el olor corporal ya que su alto contenido en clorofila, un pigmento de acción desodorizante, que combate el mal olor corporal y refresca el aliento. Para potenciar esta acción, no está de más añadir germinados como soja, alfalfa … a la ensalada.

Es un gran impulso para las reservas ya que éste vegetal es una fuente abundante de dos vitaminas, el ácido fólico y la vitamina K, de gran importancia para la salud. El primer nutriente interviene en la fabricación de anticuerpos, los centinelas de nuestro sistema inmunitario, mientras que el segundo reduce el riesgo de sufrir una hemorragia.

Y tampoco hay que olvidar los grandes beneficios que tiene para la piel. Sobre todo para las enfermedades cutáneas. Su alto contenido en agua proporciona beneficios como antioxidantes, vitaminas y aminoácidos muy beneficiosos para la piel. En el caso de afecciones cutáneas, un triturado de lechuga con una cucharadita de aceite de oliva aplicado en forma de cataplasma, ayuda a la mejoría y suaviza la piel.

Imagen | Gonmi

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...