La nutrición materna podría influir directamente en los hijos

Según una investigación tomar bebidas edulcoradas con fructosa puede alterar la respuesta nutricional de las crías, condicionando la obesidad de éstas.

Evitar bebidas con fructosa durante el embarazo

Según una nueva investigación, lo que la madre ingiera durante el embarazo puede predisponer la obesidad o el ayuno de los hijos. De momento las investigaciones se han hecho en laboratorio, pero dan una idea de la importancia que tiene una buena alimentación durante la gestación. La investigación procedente de la Universidad de CEU San Paulo con la colaboración de Juan Carlos Laguna de la Universidad de Barcelona, se ha centrado en este caso en la ingesta durante el embarazo de refrescos edulcorados con fructosa.

Esta investigación ha estado dirigida por uno de los precursores en el estudio de la fructosa, Carlos Bocos, quien acaba de publicar un interesante artículo en la revista ‘Journal of Nutritional Biochemistry‘ sobre el resultado de varios años de investigación. Los estudios se han realizado con animales de laboratorio y señalan que consumir altos niveles de bebidas edulcoradas con fructosa alteran una hormona llamada ‘leptina’ y esto repercute directamente en las crías que se han podido ir analizando en el laboratorio, por lo que éstas alteraron su respuesta nutricional.

El estudio se centró en tres grupos de animales en gestación a los cuales se les varió la bebida: unos tomaron agua, otros agua con fructosa y otros agua con glucosa. La cantidad de agua con fructosa y agua con glucosa era la misma proporción de azúcar. Tras varios análisis de sangre, genes y tejidos, los investigadores han llegado a la conclusión de que solo los animales que tomaron el agua con fructosa alteraron la respuesta de la hormona llamada ‘leptina’.

Esta hormona es importante porque regula la saciedad y el hambre, una mala respuesta de esta hormona podría provocar una respuesta incontrolada de la alimentación, esta hormona es conocida como ‘la hormona del hambre‘. El hecho de que la madre altere la respuesta de esta hormona durante la gestación condiciona la respuesta posterior de sus crías alterando su propia respuesta ante la alimentación.

Estos estudios ahora se deberían realizar en humanos para que fueran más exactos, aunque es evidente de que nos dan una idea de la importancia de una alimentación sana durante la gestación. Durante el embarazo se deben evitar bebidas edulcoradas con fructosa o con demasiado azúcar. Además, la madre durante el embarazo debería cuidar no sólo la alimentación, si no que debería hacer ejercicio en la medida de lo posible, comer dieta sana y equilibrada, evitar el estrés y evidentemente evitar este tipo de bebidas edulcoradas, el alcohol o el tabaco.

Fuente | abc.es

Foto | cscott2006

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...