La revolución de lo sano llega al fast food: Chipotle

Comer comida rápida y comer sano son dos conceptos que difícilmente podemos poner en la misma frase sin caer en contradicciones. Pero parece que desde Chipotle quieren cambiar esto.

chipotle

Podríamos decir que todo lo que tiene que ver con la comida rápida lo asociamos casi siempre a comida que no es precisamente sana. De hecho, la lucha por pelear con que ésta se implante como una costumbre, sobre todo entre los más jóvenes y la obesidad con la que se le relaciona es ardua en muchos lugares del mundo. Es más, por suerte, hay quien simplemente se escapa de estos locales no solo porque considera que no aportan nada a nuestra dieta, sino también por el hecho de que no está buena. Si no fuese por el marketing y por las grandes campañas de publicidad en las que se soporta, así como en los envoltorios en los que se sirve, muchos están convencidos de que perdería por completo el interés que tiene.

Pero como en casi todo la innovación ha conseguido convertir unas cosas y en las otras, el mundo de la comida rápida no iba a convertirse en una excepción a la norma, y así, en este caso concreto nos encontramos con una cadena de restaurantes que en su momento pretendió comprar McDonald´s y que a día de hoy, aún pese a la poca implantación que tiene en España, pretende demostramos que hay otra manera de hacer las cosas, colocando la calidad de las cosas por encima de los demás conceptos. Se llama Chipotle y todo gira entorno a la comida mexicana y al fast food, pero poco tiene que ver con el concepto que se ha implantado en nuestro país hasta el momento.

Una idea de siempre, pero revolucionaria en el sector

Las muchas acusaciones que se hacen a las principales cadenas de comida rápida sobre el origen de sus carnes, sobre los métodos de procesar y conservar sus productos, así como las denuncias que acumulan en varios países por haberse encontrado sustancias que poco tienen que ver con la comida, y que en todo caso, nada tienen que ver con lo sano; hacen que buena parte de la población se pregunte si no hay otro modelo que seguir. Y precisamente de esa necesidad nace Chipotle, que aunque no puede compararse con otros restaurantes similares porque tiene énfasis en las especialidades mexicanas, sí que es cierto que la prioridad de apostar por alimentos frescos, lo menos procesados posibles y su preocupación por el medioambiente, así como por el proceso completo que se produce desde la llegada de mercancías hasta que éstas se sirven, le ha otorgado la notoriedad de la que goza a día de hoy.

Además de una preocupación por el mundo de la alimentación y un extremo cuidado de cada uno de los menús y platos que sirven en sus restaurantes, lo que nos ofrecen en Chipotle es también una importante preocupación por las normativas, por las leyes laborales y una atención exquisita al cliente. El restaurante debe convertirse en una segunda casa, aunque todo sea comida rápida. Está claro que al menos hasta el momento, nadie habría consegudio darle la vuelta al concepto de fast food de ese modo, y que lo hagan y obtengan el éxito por el hecho de que el público lo demanda, no es poco.

La polémica del fast food

El fast food va a estar siempre asociado a la polémica, sea quien sea quien esté detrás de él. Pero es cierto que en las pasadas décadas se han hecho más que merecidos logros para que así sea. Y puede que tardemos mucho en acercarnos a uno de estos restaurantes si ya ha calado ese odio acérrimo por ellos. O que los sigamos frecuentando diariamente, aún pese a saber que en nada nos favorecen en nuestra alimentación. Yo creo que como siempre, lo mejor es colocarse en un extremo intermedio, y optar solo por estas propuestas de comida muy de vez en cuando. Sobre todo, si vamos a caer en la tentación de llenarnos hasta no poder más de las muchas grasas saturadas que contienen y lo hacemos en cadenas en las que los alimentos aún tienen un dudoso origen.

Con la llegada de estos nuevos conceptos de fast food en los que lo fast implica calidad, pero con recetas fáciles que se preparan casi al instante, puede que poco a poco sea más recomendable visitar todos estos lugares. Al fin y al cabo, si nos ofrecen comer bien, rápido y barato, no creo que nadie en su sano juicio vaya a ponerle pegas. Pero aún así, en la variedad está el gusto, y abusar, incluso de aquellos alimentos más saludables puede traernos consecuencias. Así que en esto de la nutrición y lo saludable en la alimentación, lo mejor será optar por la variedad como norma. ¿No te parece? ¿Has visitado algún restaurante Chipotle?

Imagen: Michael Saechang

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...