Las cicatrices queloides y sus tratamientos

Las cicatrices queloides se pueden mejorar. Si quieres saber como no dejes de leer este artículo

cicatrices queloides

Las cicatrices aparecen durante la curación de una herida, una quemadura, una operación o accidente y las cicatrices queloides se diferencian de las normales porque en su proceso de curación el tejido cierra de forma tumoral.

Las cicatrices queloides son abultamientos de la piel que surgen debido al crecimiento exagerado del tejido cicatrizal cuando la piel sufre una lesión o herida. La piel para cicatrizar segrega colágeno y cuando se produce una cicatriz queloide es porque se ha producido más colágeno de lo normal.

Podemos decir que una cicatriz queloide es como un tumor en el que las células están fuera de control y creen que la herida sigue abierta cuando ya está cerrada, por eso siguen creando capas de piel superpuesta que va más allá de los límites de la herida

No todas las cicatrices son queloides a pesar de que la gente llame así a todas las cicatrices más o menos rugosas.En muchas ocasiones las cicatrices son hipertróficas que se diferencian de las queloides en que el crecimiento también es irregular pero al cabo de unas semanas o meses, el crecimiento se va parando y da lugar a una cicatriz un poco más grande de lo normal.

Las cicatrices de tipo queloide suelen surgir cuando se produce una quemadura, una infección después de una herida de una operación, por un traumatismo o por un piercing…

Causas

No existe una causa concreta pero se cree que se originan en heridas que han curado bajo tensión o las que ocurren en zonas donde la piel es muy gruesa o muy dura, aunque no siempre es así pues la aparición de una cicatriz queloide no se debe solo a estas causas pues pueden influir también factores como la genética o el color de la piel.

Las cicatrices queloides son más frecuentes en mujeres que en hombres y suelen producirse sobre todo en el escote y en los hombros. También son más frecuentes en personas jóvenes y en personas de piel oscura.

Características

Las cicatrices queloides suelen tener un color rojizo o rosa y aparecen en heridas o lesiones. Tienen forma irregular y consistencia dura. Cuando se están formando pueden dar dolor o picazón. Aunque no representan riesgo para la salud pueden generar cierto malestar porque se sufre el rechazo de la gente si están mucho a la vista.

Tratamientos

Hoy en día es más fácil controlar una cicatriz queloide y con un simple tratamiento se pueden conseguir grandes logros:

  • Aplicación de productos derivados de la silicona

Hoy en día se venden tiritas y cremas que ayudan a la cicatrización e incluso se pueden aplicar de manera preventiva.Con este tratamiento las cicatrices queloides no se curan del todo pero son menos visibles.

  • Medicina intralesionar

Es la aplicación de corticoides que se inyectan dentro del queloide. Funciona muy bien en las primeras etapas del problema. También se pueden inyectar medicamentos que frenen la proliferación de las células.

  • Láser

Mediante la aplicación de láser se logra quitar oxigeno a los vasos sanguíneos para evitar que las células puedan multiplicarse para formar la cicatriz queloide.

Lo mejor es combinar los tres tratamientos anteriores, utilizando los polímeros en un principio y luego continuar con la medicina intralesionar y el láser.

Cuidados para una cicatriz queloide

A las cicatrices queloides hay que protegerlas del sol porque los rayos del sol pueden proporcionar colágeno anómalo. Lo mejor si se quiere tomar el sol es poner protector solar sobre la cicatriz. También se pueden colocar parches para tapar la cicatriz y evitar que los rayos del sol lo traspasen.

Para mejorar las cicatrices queloides también es bueno echar mano de remedios caseros que aunque no van a hacer que desaparezca del todo si pueden atenuarla:

  • Son muy efectivos los geles y cremas con extractos de cebolla
  • Aceite esencial de caléndula es muy eficaz en las primeras fases
  • La rosa mosqueta hace milagros con las cicatrices de las cesáreas y también mejora las cicatrices queloides.
  • El aceite de lavanda también es un buen remedio
  • El aceite esencial de siempreviva también ayuda a mejorar estas cicatrices
  • El aloe vera es una planta con infinidad de propiedades para la piel y también para mejorar las cicatrices queloides. El aloe vera tiene propiedades regeneradoras, hidratantes y antisépticas que harán que la cicatriz mejore.
  • La miel tiene propiedades humectantes y curativas y también tiene propiedades antifúngicas que hacen que la herida se cure mejor y que la cicatriz mejore
  • La aspirina además de curar el dolor de cabeza, puede ayudarte a reparar las cicatrices queloides pues el ácido acetilsalicílico ayuda a exfoliar la piel
  • Agua de rosas, sándalo y limón. El agua de rosas ayudará a desinflamar la herida, el sándalo ayuda a regenerar la piel y el limón ayuda a eliminar las cicatrices queloides gracias a su gran contenido en vitamina C
  • Vinagre de manzana. Este vinagre tiene propiedades antiinflamatorias y antibacterianas que permiten reducir la inflamación de la zona donde se ha formado la cicatriz.
Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...