Las claves para encontrar la almohada ideal

No es una tontería pensar que el buen descanso muchas veces se basa primeramente en un buen colchón y sobre todo una buena almohada. Por lo tanto mira las claves para encontrar la tuya.

el colchon y la almohada son importantes para un buen descanso

Acertar con la almohada es tan importante como elegir el colchón adecuado. Este tándem es la clave para que consigas un descanso reparador, a la vez que cuidas tu espalda y tus cervicales. Por ello, antes de elegir, es mejor que dediques algo de tiempo a comparar entre varios modelos en la misma tienda.

Entre las características que influyen en la calidad y el precio de una almohada está el tipo de relleno. Los materiales más frecuentes que encontrarás son:


Fibras sintéticas. Las hay de diferente grosor y son bastante finas. Muy fáciles de lavar, tienen una vida más corta, aunque son bastante baratas, lo que no significa que no las haya de calidad –algunas tienen incluso una temperatura parecida a las plumas-.

Plumas o plumón. Tradicionalmente muy apreciadas y duraderas, muy apreciables y duraderas, tienen la ventaja de moldearse con la presión de la cabeza. El inconveniente que puede ocasionar, sin embargo, es que dan más calor al quedarnos hundidas en la almohada.

Látex. Se adapta perfectamente a la forma y peso de la cabeza. Se suele combinar con otros materiales. Son transpirables y acumulan menos polvo que las de tejido exclusivamente sintético.

Después hay que tener en cuenta la postura. Para mantener alineados cuello y columna puedes escoger una almohada más alta o baja en función de cómo sueles dormir.

Si duermes de lado, la almohada debe ser gruesa y firme para que la cabeza no quede inclinada o ‘forzada’ hacia abajo. Las almohadas de firmeza y grosos intermedios se adaptan mejor a la forma habitual del cuello si duermes boca arriba.

Por otro lado, aunque es una postura desaconsejable, ya que sufre mucho más la zona lumbar, una almohada muy fina permite que la cabeza y el cuello giren de forma más natural, hacia el lado. Si te mueves mucho, una almohada esponjosa se acomoda a diferentes posturas. Las de relleno natural son las más indicadas.

Imagen | GonzaloMMD

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...