Las ventajas de apostar por una dieta con mucha fibra

Añadir fibra en tu dieta habitual tiene muchas ventajas. De algunas de ellas te hablamos hoy en nuestro blog con la intención de que mejores tu alimentación y tu salud.

fibra

Seguramente no sea la primera vez que escuchas la importancia que tiene la fibra en una alimentación equilibrada. En realidad, este nutriente es básico a la hora de presumir de una dieta sana, y sobre todo, a la hora de evitar ciertos problemas relacionados con la digestión y con todo el sistema del intestino. Hoy en nuestro blog qaueremos hablarte de ella de forma práctica y vamos a colocar en un primer plano tanto las ventajas de las que te puedes beneficiar en caso de que apuestes por aumentar las cantidades de fibra en tu dieta, como algunas recomendaciones para hacerlo de forma fácil. Así que si te apetece mejorar tu alimentación, te recomiendo que no te pierdas todo lo que te contamos hoy.

La fibra recomendada en cuanto al consumo habitual de un adulto es de 25 gramos por cada 1000 calorías que se ingieren. Dependiendo de la alimentación que sigamos, no debería ser difícil alcanzar dicha cifra, pero no siempre logramos hacerlo. Pero es que además, aunque se trata de la cifra recomendada, hay organismos que necesitan más que esto para funcionar sin problemas. Ocurre sobre todo en personas que sufren estreñimiento, acumulación de toxinas en exceso o aquellos que aquejan problemas de volumen en la zona baja del estómago y en el intestino. Así que tanto si crees que consumes la fibra necesaria, como sino, deberías echar un ojo a todo lo que te contamos a continuación sobre el tema.

La necesidad de la fibra

La fibra es necesaria entre otras cosas para regular el proceso de digestión, así como la eliminación de todos los desechos a través del intestino. Además, gracias a la fibra, hacemos que otros órganos lo tengan más fácil a la hora de trabajar y evitamos problemas de salud relacionados con el sistema digestivo de forma general. Además, la apuesta por una dieta rica en fibra supone al mismo tiempo una apuesta porque todo nuestro cuerpo se mantenga libre de toxinas, ya que gracias a ésta podemos eliminarlas más fácilmente. Precisamente por esto último, muchas dietas depurativas incluyen fibra en grandes cantidades.

Eso sí, cuando pretendemos aumentar el consumo de fibra y queremos beneficiarnos de todas sus ventajas, debemos aumentar también el consumo de agua que ingerimos. De hecho, sin esa agua, no vamos a poder digerir esas cantidades de fibra. Eso significa que si no bebes mucho, quizás este reto de aumentar la fibra de tu alimentación diaria sea también un incentivo para lograr que el litro y medio al día de líquido que se recomienda esté entre tus planes. ¿No te parece?

Ventajas de las dietas con mucha fibra

Como hemos dicho anteriormente, la fibra tiene muchas ventajas a la hora de mejorar nuestra digestión, de eliminar toxinas y de hacernos sentir más ligeras gracias a todo ello. Sin embargo, cuando hablamos de fibra, no siempre pensamos en los productos que la contienen en grandes dosis. Es muy probable que se te ocurran una serie de alimentos que son fundamentalmente cereales que no son precisamente fáciles de combinar en una dieta variada de esas que nos llama la atención al verla en la mesa. El salvado de trigo es uno de los alimentos que más fibra contiene. También cualquiera de los cereales o el arroz son ricos en esta sustancia. Sin embargo, no son los únicos. Otros platos que consumimos muy a menudo en la dieta mediterránea pueden resultar igualmente interesantes para aumentar el consumo de fibra en tu alimentación. Los plátanos, las lentejas y otras legumbres, los frutos secos o el aguacate son algunos de los que más fibra contienen.

Si actualmente el consumo recomendado de fibra es de 25 gramos por cada mil calorías, y las dietas estándar rozan las 2000 calorías diarias, necesitaríamos algo menos de 50 gramos para cubrir esa necesidad. Muchos de los alimentos que hemos mencionado en el párrafo anterior, así como algunos de los que se catalogan como ricos en fibra contienen nada menos que 45 gramos de fibra por cada 100 gramos de producto. Eso implica que con muy poca cantidad, podemos pasarnos de la dosis necesaria de fibra, y por lo tanto, mejorar los beneficios que ésta tiene sobre nuestra salud.

Considera que consumir fibra de más no es negativo, siempre y cuando consumas el agua suficiente que te permita digerirla. Sino, simplemente la terminarás por desperdiciar, ya que tu cuerpo no será capaz de asimilarla. De todos modos, siempre y cuando incluyas la fibra suficiente, no es necesario que la estés contando. No hay desventajas de pasarse con ella, pero si problemas si te quedas corta. Así que lo mejor es precisamente no quedarse corta con su consumo y apostar por más alimentos que la contengan en grandes cantidades.

Imagen: Herbolario Allium

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...